Puerto Vallarta.- Ministros de Comercio del Grupo de los 20 (G20) concluyeron hoy aquí que aplicar medidas proteccionistas sería equivalente a darse un tiro en el pie .

Al dar a conocer las conclusiones de la reunión ministerial que se llevó a cabo durante dos días en este puerto, el secretario de Economía de México, Bruno Ferrari, dio a conocer que los ministros alertaron que el comercio global se acerca a una desaceleración, por lo que cualquier medida proteccionista sería contraproducente para todos.

En rueda de prensa, Ferrari rechazó que los ministros de Comercio hayan abordado la posibilidad de expulsar a Argentina del G20, tras la decisión de ese país de expropiar la petrolera YPF, filial de la española Repsol, pues el tema no fue tratado ni discutido en esta reunión.

El funcionario calificó como un parte aguas en el comercio de nuestro planeta esta primera reunión de Ministros de Comercio, encuentro organizado por México, país que este año está a cargo de la presidencia del G20.

Yo sí puedo decirlo con humildad, pero con sinceridad, que a partir de aquí podemos tomar aspectos muy importantes que han sido realmente un hito del comercio internacional, porque quizá ya estábamos anquilosados en muchos temas , añadió.

El funcionario mexicano destacó que en esta reunión se plantearon respuestas a las crisis recientes que ha vivido el mundo, y una de ella es el comercio como generador de empleos y solución a muchos problemas de la economía mundial en los últimos años.

Además, dijo, se terminó con ese diálogo negativo de que las exportaciones son buenas y las importaciones son malas , pues por mucho tiempo el comercio se ha concentrado sólo en las ventas foráneas, sin considerar los beneficios que traen las compras.

Actualmente debemos incrementar las importaciones con el fin de poder exportar. En este sentido, imponer medidas proteccionistas para restringir las importaciones sería el equivalente a darse un tiro en el pie .

Apuntó que el proteccionismo comercial trae consigo el riesgo de afectar a las empresas nacionales al desplazarlas de las cadenas globales de valor, en lugar de proveerles de una ventaja competitiva.

Desde mi punto de vista, esta ha sido una de las principales conclusiones resultantes del análisis que hemos realizado sobre el tema , subrayó el secretario de Economía mexicano.

Acompañado por el director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Pascal Lamy, y ministros de Comercio de algunos países participantes, Ferrari informó que otros temas fueron el vínculo entre crecimiento y empleo, y las cadenas globales de valor.

Mencionó que todos los ministros participantes consideraron de importancia fundamental temas como comercio, crecimiento y empleo.

Refirió que en un reporte publicado la semana pasada, la OMC pronóstico un crecimiento de 3.7% para el volumen del comercio mundial, en contraste con la fuerte recuperación en 2010, de 3.8%, e incluso con el de 2011, de 5.0% promedio.

Este pronóstico refleja, dijo, el hecho de que la economía global se dirige hacia una desaceleración en 2012, debido en gran parte a las ondas de choque provocadas por la crisis de la deuda europea, de cara a estas dificultades inminentes.

Advirtió que ante la creciente interdependencia de las operaciones globales de producción, cualquier medida proteccionista puede ser contraproducente para todos.

Apuntó que los ministros identificaron el vínculo positivo que hay entre el comercio abierto y el crecimiento, y con la creación de empleos, pero también enfatizaron la importancia de establecer condiciones macroeconómicas e institucionales apropiadas que permitan obtener estos beneficios.

Por el contrario, dijo, mientras que las medidas proteccionistas pudiesen traer efectos positivos para los empleos en los sectores protegidos en el corto plazo, el nivel completo de empleo se verá afectado de manera negativa en particular, pero no completamente en el sector exportador.

El efecto negativo del proteccionismo en los empleos será sustancialmente mayor, de darse un implemento en las medidas de contra ataque en otros países , alertó al dar a conocer las conclusiones de los Ministros de Comercio del G20.

Indicó que otra de las principales conclusiones de esta reunión es que el proteccionismo acarrea un costo económico sustancial para los consumidores y para el mercado laboral.

Y eso a la mitad de la recuperación de la economía global y el temor del crecimiento sin generar empleos hace por supuesto evidente la necesidad de mantener y expandir la apertura de los mercados, subrayó.

Refirió que los ministros también intercambiaron puntos de vista sobre las maneras de fortalecer el compromiso del G-20 para resistir el proteccionismo y asegurar que efectivamente cumplirá con el compromiso de evitar la implementación de nuevas medidas que restrinjan el comercio, y eliminar las que se hayan implementado desde la crisis financiera.

Por su parte, el ministro de Comercio de Nueva Zelanda, Han Timothy Groser, destacó que en el tema del proteccionismo sabemos que no genera empleos y que puede llevar a una espiral descendente de la que todos padeceríamos .

Destacó que desde la Organización Mundial de Comercio (OMC) se ha creado todo un sistema; una máquina gigantesca que se ha construido para resistir el proteccionismo.

En su oportunidad el representante, embajador y jefe de la misión permanente de la Unión Europea ante la OMC, Michael Punke, recordó que el organismo internacional ya fijó su postura frente a los sucedido entre Argentina y España.

Citó la misiva enviada a nombre de la OMC al gobierno argentino en donde destacó que la expropiación de Argentina manda una señal muy negativa a los inversionistas internacionales en ese país .

Por ello la UE urgió a Argentina a encontrar un acuerdo mutuo de solución con la compañía –Repsol– y respetar los acuerdos internacionales en materia de protección a los inversionistas originarios de la UE.

apr