La próxima administración de Andrés Manuel López Obrador reconoce la importancia de garantizar el precio del petróleo al que se fijan los ingresos públicos, y ha convenido con el equipo saliente continuar con la contratación de coberturas petroleras, informó Arturo Herrera, a quien el presidente electo designó como futuro subsecretario de Hacienda.

“Las coberturas petroleras son determinantes, pues financian una parte medular del presupuesto, y con eso no se puede jugar (...) Uno de los primeros acuerdos entre el equipo de transición y el actual fue contratarlas”, aseveró al terminar la tercera conferencia clave del Mexico Economic Forum 2018, organizada por el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por su sigla en inglés).

En rueda de prensa, argumentó que por el volumen de contratación que realiza México, son operaciones que no se pueden hacer en un solo día, por lo que “una parte ya ha sido contratada y la otra se completará en las próximas semanas”.

El catedrático, que forma parte del equipo de transición de López Obrador, descartó precisar el monto de contratación de estos instrumentos para los que adquiere el país (opciones tipo put), que se pagan con recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios.

Tampoco detalló el precio del barril de petróleo ni el número de barriles cubiertos con la contratación de coberturas que continuará unas semanas más.

Pero confirmó que entienden que se trata de instrumentos que garantizan los recursos que financian importantes programas federales.

Tres sexenios protegidos

Al confirmar las operaciones de cobertura petrolera para el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019, México se mantiene como el país con la mayor experiencia en contratación de este tipo de instrumentos, al cumplir 17 años protegiendo su presupuesto de la volatilidad del precio del petróleo. Y se garantiza la cobertura de los ingresos petroleros de México, sin importar el partido en el poder.

Las coberturas petroleras que garantizan el precio del petróleo fijado por el Congreso se han ejercido en tres ocasiones: el 2009, el 2015 y el 2016, cuando el precio internacional del crudo quedó debajo del programado en el presupuesto.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha reconocido que el mayor beneficio de la cobertura petrolera como la que utiliza México desde el 2001 es el amortiguador que ofrece a las finanzas públicas cuando caen los ingresos por el hidrocarburo.

“Al evaluar los costos de comprar estas coberturas contra los beneficios, se encuentra una importante resistencia de la economía a choques en el precio del petróleo y su virtual impacto en los ingresos públicos”, refirió el organismo en el documento de trabajo titulado “Ganancias del mercado de seguros: el caso del riesgo en el precio del petróleo”.

Programas y financiamiento

El virtual subsecretario de Hacienda explicó a los inversionistas convocados por el IIF que es la mayor asociación de entidades financieras de operación mundial, que los programas sociales propuestos por el nuevo gobierno se fondearán con apoyo de la Iniciativa Privada. Es decir, su fondeo no estará a cargo a 100% del sector público.

Sobre el programa de 70 y más, dirigido a dar una pensión universal a los adultos mayores, anticipó que se hará homogénea la edad para tener acceso al mismo, y bajará a 68 años.

Pero habrá una excepción para los adultos mayores de zonas indígenas, cuya esperanza de vida es menor. Ahí se implementará a partir de los 65 años cumplidos.

Sostuvo que si el programa de apoyo a esta población ya existe en las entidades federativas, el gobierno federal canalizará el resto de la “beca” estatal para homogeneizarla.

Sobre el programa de becas a jóvenes, dijo que el objetivo es que entren en una especie de pasantía en las empresas, que serán quienes absorberán parte del costo.

Más tarde, ante reporteros, admitió que el fondeo de la construcción de refinerías es de largo plazo; entienden que es complejo y que depende de la sustentabilidad fiscal y financiera de Petróleos Mexicanos.

Respetarán contratos de Proyectos energéticos

Durante este mismo foro, Alfonso Romo, próximo jefe de Gabinete de Presidencia, dijo que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador respetará los contratos ganados por las empresas que ya participaron en las licitaciones de proyectos energéticos, e indagará por qué no se han completado las inversiones conforme al plan inicial de la reforma energética.

“Queremos saber qué podemos hacer para hacer realidad la reforma energética. Los contratos se revisarán con el espíritu de quitar dudas y respaldarlos. Queremos que nos demuestren que la reforma energética dará beneficios al Estado y que de verdad serán un gran negocio para gobierno e inversionistas, y poco a poco verán, que conforme trabajamos con la Iniciativa Privada, podremos aspirar a tener de verdad un crecimiento económico mayor”.

Romo aseguró que respetarán el libre comercio, al mercado y el compromiso de no aumentar los impuestos.

Dijo ante inversionistas globales, que confía en que “el gobierno entrante bajará la corrupción e inseguridad. Si en los últimos 40 años la economía creció a una tasa de 2.2 y 2.3% anual, estamos seguros de que al reducir estos problemas, conseguiremos el doble de expansión. La mitad del país está paralizado por la inseguridad, y eso se refleja en la inversión baja y en su desempeño. Al bajar la inseguridad, seguro aportarán más crecimiento”.

Les dijo: “No podemos darnos el lujo de salirles con sorpresas. La parte discursiva del presidente electo y de su gabinete está en línea. Ya nos reunimos con casi todos los sectores productivos y estamos preguntándoles qué hacemos, qué quitamos y cómo les ayudamos para que sigan invirtiendo (...) reconocemos que el gobierno no puede solo y queremos trabajar con ellos”.

Ante la insistencia de la audiencia sobre el rechazo consistente de AMLO a la reforma energética, el industrial sostuvo que la prueba de que ya la aceptaron es que se consiguió el principio de acuerdo comercial con Estados Unidos.

[email protected]