México mantendrá sin mayor problema su proceso de consolidación fiscal este año, siempre que siga favoreciéndolo el alto precio internacional del petróleo, anticipó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De acuerdo con el organismo, al cierre de este año la deuda neta del gobierno llegará a 42.9 puntos del PIB. De confirmarse esta estimación, las obligaciones netas del sector público regresarán a niveles previos al 2008, cuando estalló la crisis.

Cabe destacar que en el 2010 se había tocado esta misma proporción de obligaciones públicas estimadas por el FMI para el 2012.

Al interior del reporte semestral Fiscal Monitoring Report , analistas del organismo evidencian que México es una de las economías emergentes con relativamente baja deuda y déficit público, que tiene modestos requerimientos financieros .

En México, se espera que continúe la consolidación fiscal en el 2012, beneficiada por precios del petróleo mucho más altos de lo esperado , precisan.

Los analistas del FMI anticipan que el déficit público este año será de 2.4% y que el país presentará requerimientos financieros totales equivalentes a 10.8% del Producto. Para el año próximo, analistas del organismo esperan un déficit de 2.2 puntos y necesidades financieras equivalentes a 10.1 por ciento del PIB.

Durante la rueda de prensa la semana pasada, el director del FMI para las economías del Hemisferio Oeste, Nicolás Eyzaguirre, destacó que la baja deuda que administra el gobierno federal es uno de los elementos que ubican al país en una trayectoria positiva para el crecimiento.

LA REFERENCIA

La deuda pública de México es, entre los otros 33 miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), una de las seis más cercanas al rango de prudencia que garantizaría certidumbre.

Al interior del reporte How much, how fast and by what means? , economistas de la entidad observaron la pertinencia de que el nivel de deuda pública de los países OCDE se aproxime a 50% del PIB para garantizar un cerco al riesgo financiero de las haciendas públicas.

Los países deben reducir sus niveles de deuda hasta alrededor de 50% del PIB o menos, para proporcionar un margen de seguridad y certidumbre contra futuros choques financieros , refirieron en el reporte.

La deuda pública de México al cierre del 2011 alcanzó 42.7 puntos del PIB, según el FMI. Países como Turquía, República Checa, Eslovenia, Dinamarca, República de Eslovaquia y Finlandia administran obligaciones gubernamentales que van de 40.3% del PIB, en el caso turco, hasta 50.2% para el gobierno finlandés.

[email protected]