Avanzar en la creación de un Consejo Fiscal técnico, consultivo e independiente, como recomendó recientemente el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, mejorará los costos de reputación de formular políticas financieramente responsables, consigna la experiencia internacional.

“La expectativa es que su desempeño vigilante sea suficientemente fuerte como para aumentar las probabilidades de políticas sostenibles”, revela un documento de trabajo del Fondo Monetario Internacional (FMI), que será base de discusión en las Reuniones Anuales a celebrarse en octubre.

En el documento, titulado “Consejos fiscales independientes: Tendencias y desempeño recientes”, explican que este tipo de órganos favorece la formulación de presupuestos gubernamentales, mejora el ejercicio del gasto público y otorga a los electores bien informados elementos para recompensar buenas políticas, o sancionarlas, indica la experiencia internacional.

Ahí mismo explican que este tipo de consejos vigila la ejecución del presupuesto público, y con su observación otorga herramientas a los ciudadanos para ejercer su poder de decisión.

Esto es aparte de su estricta y apartidista participación en la formulación de presupuestos gubernamentales que mejoran el ejercicio del gasto público y lo orientan a verdaderos beneficios sociales.

En el documento, del que son autores Roel M.W.J Beetsma y Xavier Debrun, destacan que los consejos fiscales realizan aportaciones efectivas al proceso presupuestario a través de la evaluación y provisión de datos macroeconómicos y en el monitoreo del cumplimiento de las normas de política fiscal.

Suman 21 consejos en el mundo

En el documento detallan que este tipo de consejos independientes ya opera en 21 países del mundo.

Y que los estados miembro de la Unión Europea están a la vanguardia en la introducción de mecanismos institucionales en forma de consejos fiscales independientes para mejorar futuras decisiones fiscales. Se trata de los que operan en Chipre, Dinamarca, Estonia, Francia, Alemania, Irlanda, Latvia, Luxemburgo, Portugal, Rumania, Serbia, República de Eslovaquia, España y Suecia.

En América Latina, sólo hay tres operando: en Chile, el Consejo Consultivo Fiscal que participa desde el 2014; en Perú, el Consejo Fiscal opera desde el 2015, y en Colombia, el Comité Consultivo para la Regla Fiscal, en funciones desde el 2012.

En Asia, hay sólo uno, en Malta

En el análisis del fondo, destacan que incluso los sistemas democráticos mejor diseñados requieren restricciones institucionales en el manejo de políticas económicas. Controles democráticos que permitan prevenir resultados de políticas indeseables, como las reglas numéricas expresadas en términos de límites de déficit, límites de deuda pública, y límites de gasto.

Que con estos consejos, las asimetrías de información generalizadas y la evidencia de que el comportamiento de las políticas está determinado por otras consideraciones, más que el puro bienestar social.

Recomendación del FMI

Desde el 2015, el FMI sugirió mejorar los controles presupuestales a México con este tipo de órganos técnicos e independientes. En los subsecuentes resultados de las revisiones anuales a las que tiene derecho México por ser miembro del fondo, los expertos le recomendaron su instauración.

Desde entonces, los responsables de las finanzas públicas, es decir, los secretarios de Hacienda, habían descartado aceptar la propuesta.

Incluso el año pasado, en el marco de la transparencia en la difusión de información, el FMI divulgó las respuestas que otorgaron las autoridades económico-financieras del país sobre las recomendaciones incluidas en el reporte del Artículo IV donde se revisó el estado económico de México.

La revisión exhaustiva anual de una misión de expertos multisectoriales del FMI a la que tienen derecho los 189 países miembro. Ahí, con la participación de funcionarios del equipo de transición del gobierno actual, declinaron aceptar la recomendación.