Un influyente consejero de la Reserva Federal estadounidense planteó el lunes un escenario mixto en la mayor economía del mundo, atenuando las recientes señales de que la recuperación está ganando velocidad con la advertencia de que esta podría fácilmente estancarse.

El presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, cercano aliado del jefe del banco central, Ben Bernanke, no hizo insinuaciones respecto a lo que la Fed debería hacer para alentar la recuperación.

Pero Dudley dijo que la actividad económica estadounidense aún no es suficientemente fuerte ni sostenida como para "hacer un gran cambio en la laxitud general" de la economía, que todavía carga con una elevada tasa de desempleo del 8.3% pese a un repunte en la ocupación.

"Los datos de la economía estadounidense han sido un poco más optimistas ahora último, sugiriendo que la recuperación podría estar finalmente llevando un ritmo un poco más firme", dijo Dudley en comentarios preparados, en referencia a la expansión del PIB del año pasado, las ventas de vehículos y los inicios de construcción de casas.

"Aunque estos hechos son ciertamente alentadores, es demasiado pronto todavía como para concluir que ya salimos de los problemas", dijo Dudley.

Dudley es considerado un moderado al interior del banco central, donde tiene un voto permanente en el comité de política monetaria. La Fed ha mantenido las tasas de interés cerca del cero por ciento desde fines del 2008 y ha comprado 2.3 billones de dólares en bonos de largo plazo para ayudar al repunte de la economía tras la recesión del 2007-2009.

RDS