Washington.- El Congreso de Estados Unidos aprobó el viernes una ley que extiende las exenciones fiscales para unos 160 millones de trabajadores hasta diciembre y mantiene los beneficios por desempleo a largo plazo, una gran victoria para el Gobierno del presidente Barack Obama en un año electoral.

La legislación, que agregará 100,000 millones de dólares al déficit estadounidense y apunta a estimular más la economía, fue aprobada en la Cámara de Representantes por 293 votos a favor y 132 en contra. El Senado aprobó luego la ley por mayoría simple.

Ahora la ley será enviada a Obama para su promulgación, que se espera se realice pronto.

Los demócratas argumentaron que la legislación ayudará a hacer crecer a la economía y proveerá de dinero a las familias de clase media y trabajadores que no han podido encontrar trabajo, en medio de una tasa de desempleo de un 8.3 por ciento.

Los republicanos adoptaron una serie de posiciones cambiantes mientras cuestionaban la efectividad del recorte de impuesto, pero en última instancia se dieron cuenta de que la oposición podría hacerles daño en las elecciones legislativas y presidenciales de noviembre.

Después de todo un año de impulsar controversiales medidas para reducir los déficits presupuestarios del Gobierno, que han superado el billón de dólares al año, muchos republicanos se encontraron votando el viernes por una medida que añadirá 100,000 millones a éstos.

Al defender la exención fiscal, la líder demócrata de la Cámara baja, Nancy Pelosi, se apegó al argumento de que la reducción terminaría por costearse a sí misma porque impulsaba el crecimiento económico.

"Estimula la economía al inyectar demanda y generar empleos", aseveró.

La votación del viernes también fue una muestra inusual de bipartidismo en la Cámara baja -la cual seguramente durará poco- mientras se espera que demócratas y republicanos empiecen a discutir pronto otra importante legislación de gastos y el presupuesto fiscal del año próximo.

Sin la ley, el 4.2% de los pagos por impuestos de los trabajadores para financiar el programa de retiro de Seguridad Social habría vuelto a la cifra regular del 6.2% el 1 de marzo.

En lugar de eso, una familia trabajadora promedio tendrá ahora cerca de 1,000 dólares adicionales este año, dinero que Obama espera sea gastado en ayudar a fortalecer la economía.

RDS