El Senado de Estados Unidos dio la aprobación final al proyecto que permite al gobierno extender su capacidad de endeudamiento más allá del récord de 16.4 billones de dólares, lo que deja el camino libre para que el presidente Barack Obama lo convierta en ley.

El Senado liderado por demócratas aprobó la medida por 64 votos contra 34, una semana después de que la Cámara de Representantes controlada por los republicanos la aprobara por 285-144.

La medida pospondría al menos por unos meses un nuevo enfrentamiento sobre el límite de deuda entre los republicanos, que exigen más recortes al gasto para reducir el déficit, y los demócratas, que están en favor de disminuir el déficit con una mezcla de recortes de gastos y alzas de impuestos.

En las próximas cinco semanas podrían darse varias disputas sobre el gasto. El Congreso debe considerar qué hacer sobre los recortes automáticos al presupuesto que entrarán en vigor a comienzos de marzo y una medida para continuar financiando las operaciones del gobierno que debe ser aprobada antes del 27 de marzo.

El proyecto de ley aprobado, preparado por los líderes republicanos de la Cámara de Representantes, es un cambio frente a su anterior promesa de utilizar el límite de deuda para conseguir más recortes al gasto por parte de Obama.

Una lucha sobre el límite de deuda en agosto del 2011 llevó a una rebaja en la calificación crediticia de Estados Unidos, lo que hizo caer a los mercados.

Al suspender la aplicación del límite de la deuda, que ahora se espera que se alcance a mediados de febrero, el gobierno podrá seguir pidiendo dinero y pagando sus cuentas al menos hasta el 19 de mayo.

Bajo el proyecto de ley, el límite de deuda debería restablecerse el 19 de mayo, sea cual sea el nivel que la deuda alcance en ese momento, posiblemente 17 billones de dólares.