La confianza económica de la zona euro se mantuvo sin cambios en diciembre en relación a los dos meses anteriores, de acuerdo a datos difundidos este jueves, ya que la mejor percepción de desempeño de los sectores minorista y de servicios y de los consumidores fue opacada por un ánimo más débil en la industria.

Según datos publicados por la Comisión Europea, la confianza económica en los 18 países que comparten el euro fue de 100.7 en diciembre, el mismo nivel que en noviembre.

El sentimiento entre los consumidores mejoró a -10.9 en diciembre frente a -11.5 en noviembre y el ánimo en el sector minorista subió a -5.3 desde -6.0 apuntalado por el periodo de compras navideñas.

En datos por separado, la oficina de estadísticas de la Unión Europea informó que las ventas minoristas subieron más de lo esperado en noviembre, 0.6% en comparación al mes anterior, con un alza interanual de 1.5 por ciento.

Pero el sondeo también mostró que las expectativas de inflación de los consumidores en los doce meses que vienen continuaron a la baja.

El Banco Central Europeo teme que si la inflación permanece muy baja por mucho tiempo los consumidores comiencen a postergar sus compras a la espera de que los precios caigan aún más, alentando una deflación.

La inflación en diciembre pasó a territorio negativo por primera vez desde octubre del 2009. En diciembre, los precios en la zona euro cayeron 0.2% interanual, mostraron el miércoles datos de la oficina de estadísticas de la Unión Europea.

La inflación de la zona euro se ha mantenido por debajo del 1%, un nivel que el BCE considera "una zona de peligro" para la deflación, desde octubre del 2013.

Economistas esperan que el BCE, que busca mantener los precios del consumidor cerca al 2% en el mediano plazo, anuncie un plan de compra de bonos de Gobierno en su próxima reunión el 22 de enero, a fin de inyectar más liquidez a la economía y hacer que los precios suban de nuevo.

erp