Durante marzo del 2020 se registró una contracción de 1.2 puntos en el nivel de confianza de los consumidores mexicanos en comparación con el registrado durante el mes previo. 

Este recorte en el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) se alinea con el nivel de confianza de los empresarios y la tendencia de la economía mexicana, que se debilitan ante la emergencia sanitaria por el Covid-19 y sus efectos.

En su comparación anual la contracción fue más pronunciada; el ICC cayó 4.4 puntos porcentuales en comparación con el nivel registrado en marzo del 2019.  

En este primer mes de contingencia sanitaria el nivel de confianza de los consumidores se colocó en 42.2 puntos; por debajo del umbral de 50 puntos. Este es el nivel de confianza de los mexicanos en la economía más bajo registrado en poco más de un año (desde noviembre del 2011 que registró un ICC balance de 41.4 puntos), de acuerdo con cifras desestacionalizadas del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

Lo que más preocupó a la población mexicana durante este mes, que comenzó la suspensión paulatina de actividades económicas y sociales, fue la situación económica de México durante los próximos 12 meses. Este fue el rubro más castigado con un recorte de 2.1 puntos sólo de febrero a marzo.

Durante este tercer mes del año se registraron recortes en todos los componentes del Indicador de Confianza del Consumidor sólo en un mes. La confianza en la situación actual del país respecto del año pasado cayó 1.3 puntos; la confianza en la situación económica de los hogares en el próximo año se recorto 1.1 puntos y las posibilidades de hacer compras de muebles o electrodomésticos en las viviendas cayó 0.5 puntos. 

También se registraron reducciones en los indicadores complementarios del ICC en este lapso. Los mexicanos confían menos en poder realizar compras de alimentos, productos de limpieza, ropa o calzado y en tener la posibilidad de ahorrar alguna parte de sus ingresos; estos rubros cayeron 0.3 y 0.6 puntos respectivamente. 

Preocupa también el deterioro en el nivel de precios al consumidor durante los próximos 12 meses, la confianza de los consumidores en que se mantengan estables se contrajo 2.0 puntos. Mientras que su confianza en que la situación de empleo en México mejore se redujo 1.5 puntos sólo de febrero a marzo. 

Se espera que durante los próximos meses los efectos económicos de la emergencia sanitaria, ya decretada el 31 de marzo, se profundicen. Especialistas e instituciones financieras, y de análisis, corredurías y organismos internacionales han recortado sus expectativas de crecimiento para la economía mexicana al menos en el 2020.