La confianza de los consumidores en Estados Unidos mejoró levemente en mayo respecto a abril tras dos meses de caída, según el índice de la organización Conference Board publicado el martes.

En mayo el índice ganó casi un punto y quedó en 86.5. El resultado de abril fue revisado a la baja a 85.7 puntos contra 86.9 publicado inicialmente.

Los consumidores consideran que la situación actual es menos buena que en abril dado que el índice que mide esa evaluación retrocedió a 71.1 puntos desde 73 en abril.

En contrapartida, las perspectivas económicas parecen ser favorables ya que ese índice pasó de 94.3 puntos en abril a 96.9 en mayo.

“Tras dos meses en baja, la confianza (de los consumidores) dejó de estar en caída libre”, dijo Lynn Franco, responsable de los indicadores de Conference Board.

“El impacto grave y generalizado del Covid-19 refleja principalmente la situación actual; que ha caído casi 100 puntos desde el comienzo de la pandemia”, añadió.

Si “la progresiva reactivación de la economía contribuye a mejorar la confianza de los consumidores” éstos “siguen preocupados por sus perspectivas financieras”, afirmó.

El índice que mide la confianza en el futuro mejoró respecto a abril pero “el camino irregular hacia la reactivación y una segunda ola (de contagios) deberían mantener una nube de incertidumbre sobre la cabeza de los consumidores”, dijo Franco.

Por otro lado, las ventas de casas nuevas en Estados Unidos se recuperaron ligeramente, con un avance del 0.6% en abril respecto de marzo, pero permanecieron 6% por debajo de su nivel del año pasado, según datos publicados por el Departamento de Comercio.