La confianza del consumidor en Estados Unidos cayó a inicios de febrero, puesto que la baja moral sobre la economía persistió entre las familias con ingresos anuales inferiores a 75,000 dólares, a pesar de las expectativas de estímulos fiscales adicionales.

El índice de la confianza del consumidor en Estados Unidos de la Universidad de Michigan bajó a 76.2 puntos en la primera quincena del mes, desde una lectura final de 79 puntos en enero.

Analistas consultados por Reuters esperaban una cifra de 80.8 puntos.

“Más sorprendente fue el hallazgo de que los consumidores, a pesar de la esperada aprobación de un proyecto de ley de estímulos enormes, vieron las perspectivas de la economía nacional de forma menos favorable a principios de febrero que el mes pasado”, dijo la Universidad de Michigan en un comunicado.

Asimismo, la medición de las condiciones económicas actuales cayó a una lectura de 86.2 este mes desde los 86.7 en enero. El indicador de las expectativas de los consumidores se redujo a 69.8 desde 74.0 puntos en enero, caída atribuida en su totalidad a hogares con ingresos por debajo de 75,000 dólares.

“Los hogares con ingresos en el tercio inferior informaron reveses significativos en sus finanzas actuales (...) Entre ellos sólo 23% reportó mejoras financieras, (porcentaje) más bajo desde el 2014. En contraste, entre aquellos con ingresos en el tercio superior, 54% informó que sus finanzas habían mejorado”, dijo la Universidad de Michigan.

Por su parte, Richard Curtin, economista jefe a cargo del estudio de la universidad explicó que “La totalidad de la pérdida de ganancias se concentra en el componente del índice que mide las expectativas del consumidor para los próximos seis meses, que cayó a 69.8 puntos desde los 74 a finales de diciembre".

Por otro lado, el desempleo se mantuvo en altos niveles en enero. La Reserva Federal (Fed) señaló que la economía tenía 10 millones de empleos menos a principios del 2021 en comparación con el mismo periodo del año pasado.

“Los hogares en el tercio inferior de ingresos han reportado caídas significativas en su situación financiera actual”, añadió el experto.