El Indicador de Confianza Económica de la zona euro subió en agosto hasta su nivel más alto desde hace 10 años, según los datos publicados este miércoles por la Comisión Europea.

Bruselas revisó una décima al alza el dato del mes pasado, hasta 111.3. En concreto, la confianza económica en los países pertenecientes a la moneda única subió seis décimas, hasta situarse en 111.9, un nivel no visto desde julio del 2007 batiendo así los niveles precrisis.

Se sitúo también por encima de las expectativas del consenso de analistas, que esperaban que se ubicara en 111.3, igual al mes pasado.

El órgano ejecutivo apunta, además, a que el mayor positivismo respecto a la economía es un sentimiento compartido por la mayoría de los sectores de actividad en los diferentes países que integran la Unión.

La industria y los servicios fueron los sectores que mayores aumentos registraron, de 0.6 y 0.7 puntos, respectivamente.

Según la Comisión Europea, esto se debió a unas mejores expectativas de los empresarios respecto a la producción y la demanda.

La confianza de los consumidores se mantiene

Por su parte, la confianza de los consumidores se mantuvo prácticamente estable (+0.2 puntos), lo que refleja una opinión más optimista de los hogares respecto a la situación financiera futura y de las expectativas de ahorro, frente a una visión más pesimista de la futura situación económica en general y del desempleo, que se ubicó en 9.1% en la región al cierre de junio.

Además, la confianza en el sector de los servicios financieros anotó una fuerte alza , de hasta 8.5 puntos. Al contrario, el comercio minorista y el sector de la construcción fueron los más pesimistas, con retrocesos de 2.3 y 1.5 puntos, respectivamente.

España, en máximos de 12 años

Del Indicador de Confianza Económica se desprende que la confianza de consumidores y empresarios aumentó en tres de las cinco mayores economías de la eurozona, en Italia (+3.6), Francia (+1.7) y España (+1.4) puntos respecto al mes anterior hasta 109.3 puntos.

Tras haber disminuido un punto en julio respecto a junio, la confianza volvió a crecer en España, situándose en el nivel más alto de los últimos 12 meses, de acuerdo con el histórico del índice.

Respecto a la Unión Europea en su conjunto, el indicador de confianza económica se mantuvo prácticamente estable, con un retroceso de 0.3 puntos, hasta 111.9.

Confianza alemana, inesperada mejora

La confianza de los consumidores alemanes mejoró aún más en camino a septiembre, mostró una encuesta.

El indicador de confianza de GfK, que se basa en un sondeo a unos 2,000 alemanes, subió a 10.9 en camino a septiembre, lo que marca su quinto aumento mensual consecutivo.

Con el robusto mercado laboral alemán impulsando el consumo, los ingresos fiscales y el crecimiento general, GfK vinculó la subida sorpresa del dato con una mejoría en las expectativas de ingresos. Estos aumentaron por quinto mes consecutivo para alcanzar el máximo desde la reunificación en 1990.

La muy positiva situación del empleo en Alemania es y sigue siendo el factor más importante para la buena confianza del consumidor , dijo el investigador de GfK, Rolf Buerkl, en un comunicado.

El sólido mercado laboral supone que los empleados tienen muy poco temor a perder sus empleos. Como resultado, los alemanes son más proclives a ser un poco más arriesgados en sus operaciones financieras y hacer mayores adquisiciones, que también podrían implicar créditos , explicó Buerkl.