La confianza de los empresarios alemanes ha bajado en julio a su nivel más bajo desde marzo del 2017, según refleja el índice elaborado por el Instituto de Investigación Económico de Munich (IFO), que cayó a 101.7 puntos desde los 101.8 del mes anterior.

"Las empresas se mostraron algo más satisfechas con su actual situación de negocio, pero redujeron ligeramente sus expectativas de negocio", declaró el presidente del instituto IFO, Clement Fuest, señalando que "la economía alemana sigue expandiéndose, pero a un ritmo más lento".

De este modo, el dato correspondiente a la valoración de la coyuntura actual en Alemania se ha situado en julio en 105.3 puntos, frente a los 105.2 del mes anterior, mientras el dato de expectativas se deterioró a 98.2 puntos, frente a los 98.5 de junio, su peor lectura desde marzo del 2016.