La confianza de la población británica en la economía de su país cayó abruptamente desde el referéndum que decidió la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), mostró un sondeo de opinión.

De los británicos, 33% cree que la economía empeoró en comparación con el año pasado, 11 puntos porcentuales más que en abril, reveló la encuestadora TNS.

La falta de confianza puede hacer que las personas dejen de gastar dinero, lo que daña la economía y puede llevar a que el círculo vicioso se perpetúe.

Asimismo, la encuesta realizada a 1,199 personas también reveló que menos británicos esperan un alza salarial en los próximos 12 meses y que más piensan que la economía irá peor el año que viene.

Los datos más recientes sugieren que la confianza en la economía bajó nuevamente a niveles observados por última vez en el 2011/2012, cuando el país (coqueteó con la) recesión , declaró Luke Taylor, jefe del área de Actitudes Sociales y Políticas de TNS.

El reporte de ventas minoristas que se conocerá hoy brindará el primer indicio oficial sobre cómo la demanda se vio afectada por el inesperado resultado del referéndum del 23 de junio, luego de que otras mediciones ofrecieran un panorama dispar.

Importantes cadenas minoristas, como Tesco, Next y John Lewis, mencionan que hasta el momento no se han visto afectadas por el resultado de la votación, mientras que el Consorcio de Minoristas Británico manifestó que el gasto en los comercios repuntó en julio.

Con todo, el sondeo de GfK a largo plazo, la principal medición de la moral británica y generalmente un buen indicador sobre el gasto familiar a futuro, sufrió el mes pasado su caída más drástica desde 1990.

Subsidios de desempleo caen

A su vez, el número de personas que solicitó subsidios por desempleo en el Reino Unido cayó inesperadamente en julio a pesar del golpe para la economía que representó la votación a favor del Brexit, mostraron datos oficiales.

Las solicitudes se redujeron en 8,600 en el mes, en comparación con un aumento de 900 en junio, dijo la Oficina Nacional de Estadísticas.

Los economistas que participaron en un sondeo de Reuters esperaban que el número de solicitudes aumentaran en 9,500, debido a la incertidumbre provocada por la decisión de los votantes británicos de abandonar la UE.

Las cifras representaban la primera medición oficial del mercado laboral británico desde el 23 de junio.

Hace unos días, la Oficina Nacional de Estadísticas publicó que la inflación en el Reino Unido registró una leve aceleración en julio, por la caída de la libra tras el Brexit.

El alza de los precios fue la más marcada desde noviembre del 2014, situándose por encima de las expectativas de los economistas, que apuntaban a un incremento de 0.5 por ciento, según Bloomberg.

Los principales impulsores al alza de los precios fueron los combustibles, las bebidas alcohólicas y los servicios de alojamiento , indicó el organismo.