Bruselas.- Al menos 115 millones de ciudadanos de la Unión Europa estaban en 2010 en riesgo de pobreza o de exclusión social, el equivalente a 23.4% de la población, tres décimas más que un año antes, informó hoy la agencia estadística comunitaria, Eurostat.

En los países europeos más afectados por la crisis, la proporción supera la media de los Veintisiete: llega a un 27.7% en Grecia, a un 25.5 en España, a un 25.3 en Portugal y a un 24.5 en Italia.

En todos los casos, los números suponen una ligera alza respecto a 2009, con excepción de España, donde el aumento fue más acentuado, de 2.1 puntos porcentuales. Eurostat no ha informado las cifras de Irlanda.

También Francia ha experimentado una ligera alza en los casos de riesgo de pobreza y exclusión, que han pasado a afectar a un 19.3% de la población, nueve décimas más que un año antes, mientras que en Alemania, la primera economía europea, ese riesgo afecta a un 19.7% de los ciudadanos, tres décimas menos que en 2009.

La mayor proporción se observó en Bulgaria, donde un 42% de la población enfrentaba ese año riesgo de pobreza o de exclusión, seguida de Rumanía, Letonia y Lituania, donde el problema afecta a un 41, un 38 y un 33% de los habitantes, respectivamente.

En el otro extremo se situaban República Checa, con un índice de 14% de la población en riesgo de pobreza, seguida de Suecia y Holanda, ambas con un 15%, y Austria, Luxemburgo y Finlandia, todas con un 17 por ciento.

Son consideradas en ese estado las personas con ingresos inferiores al 60% de la media del país donde viven, sin recursos suficientes para pagar un alquiler o adquirir bienes básicos, o que utilizan menos del 20% de su potencial de trabajo.

El grupo de población más afectado por esas condiciones en toda la UE son los menores de 18 años, entre los cuales un 27% viven en un hogar que enfrenta riesgo de pobreza o de exclusión social.

Entre las personas de más de 65 años, un 20% sufren con el problema, según los datos de Eurostat.

RDS