Economía

Lectura 1:00 min

Con operaciones inexistentes 32 contribuyentes: SAT

Avatar de Paulina Gómez Robles / El Economista

Por Paulina Gómez Robles / El Economista

El SAT por medio de La Administración Central de Fiscalización Estratégica, evidenció que, en la segunda quincena de enero, 32 contribuyentes "supuestamente" emitieron comprobantes fiscales falsos que amparan operaciones inexistentes.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) por medio de La Administración Central de Fiscalización Estratégica, evidenció que, en la segunda quincena de enero, 32 contribuyentes "supuestamente" emitieron comprobantes fiscales falsos que amparan operaciones inexistentes.

Un oficio publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), especificó que dichos causantes emitieron comprobantes fiscales

para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes.

En razón de lo anterior, puntualizó, con fundamento en el segundo párrafo del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación (CFF), se les hace de su conocimiento con el objeto de que puedan manifestar ante la autoridad fiscal lo que a su derecho convenga y aportar la documentación e información que consideren pertinentes para desvirtuar los hechos que llevaron a la autoridad a notificarlos.

El órgano recaudador aclaró que para que los 32 contribuyentes aclaren su situación ante el fisco, cada uno tendrán un plazo de 15 días hábiles, contados a partir de que surta efectos la última de las notificaciones, para manifiesten lo que a su derecho convenga, anexando a dicho escrito la documentación e información que consideren pertinentes para desvirtuar los hechos pormenorizados en el oficio individual ya mencionado.

Así, si transcurrido el plazo concedido no aportan las pruebas, la documentación e información respectiva; o bien, en caso de aportarlas, una vez admitidas y valoradas, no se desvirtúan los hechos señalados,

en el listado de los contribuyentes que no hayan desvirtuado los hechos que se les imputan y, por tanto, se encuentran definitivamente amparando operaciones inexistentes.

Lo anterior, puntualizó el SAT, se hace con el objetivo de que es de interés público que se detenga la facturación de operaciones inexistentes y que la sociedad conozca quiénes son aquéllos contribuyentes que llevan a cabo este tipo de operaciones, que tienen como objetivo defraudar al fisco y entorpecer la recaudación.

karla.gomez@eleconomista.mx

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.