El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, adelantó que el sector empresarial firmará un convenio de buenas prácticas con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) este miércoles, lo que ayudaría a agilizar las devoluciones del IVA retenido por la autoridad.

Esta situación afecta a las empresas, sobre todo a las pequeñas y medianas, ya que pega en sus flujos, expuso luego de participar en la presentación del evento América Latina de la Hannover Messe.

“Todos los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial, vamos a firmar un convenio de buenas prácticas, estamos trabajando muy de cerca. Nos dicen que se quedó una deuda, desde el año pasado, desde el gobierno anterior, motivo por el que están retrasadas las devoluciones de IVA”.

El representante del sector industrial comentó que cuando se eliminó la compensación universal en diciembre pasado, ellos advirtieron que esta situación podría pasar.

Por ello, Cervantes aseguró que ya se hace todo lo posible por agilizar todas las devoluciones, sin embargo, no hay un monto ni número de empresas afectadas porque muchas reservan la información.

“En diciembre es cuando se modificó lo de la compensación universal y nosotros advertimos que esto iba a atraer retrasos, que no era tan fácil quitar una iniciativa”, aseveró el líder de los industriales.

Respecto a la posibilidad de que el SAT pague intereses por el IVA retenido, dijo que ésa es la intención, ya que si fuera al revés, hay multas y recargos por parte de la autoridad.

“Nosotros quisiéramos que fuera de inmediato. Esos topes afectan el crecimiento, el empleo, todo, entonces sí necesitamos que haya agilidad en todos los sentidos, que todos nos sentemos en unos mismos rieles para que México crezca, porque si alguien jala la cuerda al revés nos afecta a todos”.