Frederic Oudea, presidente ejecutivo de Societe Generale, dijo el miércoles que una eventual tercera operación de refinanciamiento de largo plazo (LTRO, por su sigla en inglés) para los bancos europeos no sería "útil", aún cuando el optimismo que siguió a las dos primeras amenace con evaporarse.

Los prestamistas europeos tomaron más de 1 billón de euros de operaciones de refinanciamiento de largo plazo realizadas por el Banco Central Europeo en diciembre y febrero, medidas que aliviaron a los mercados de deuda de la zona euro.

"Creo que el sistema bancario europeo, con 1 billón de euros, probablemente ha asegurado los próximos 18 meses, los próximos dos años", dijo Oudea en una entrevista en la radio BMF, en su rol de jefe de la Federación Bancaria Francesa.

"Por lo que no considero que sería útil hoy tener una tercera LTRO", enfatizó.

SocGen, el segundo mayor banco de Francia, vio un derrumbe en el precio de sus acciones por temores de financiamiento, ya que los fondos de mercados de dinero en Estados Unidos desecharon la mayor parte de sus inversiones en deuda de banca europea por los temores ante la crisis de deuda de Grecia.

Los títulos de SocGen repuntaron un 10 por ciento desde el inicio del año, en parte gracias a la LTRO.

SocGen, como otros bancos franceses, ha estado despidiendo empleados en su banca de inversión y deshaciéndose de activos para lidiar con un ambiente más difícil para el financiamiento y con requerimientos de capital más estrictos, que entrarán en vigencia en los próximos años.

Oudea dijo que un programa de renuncias voluntarias estaba marchando bien.

"Creo que este proceso de reestructuración significativo -de hecho, todos los bancos franceses han anunciado planes de retiro voluntario- se dará sin las tensiones sociales y con condiciones satisfactorias para los empleados", dijo.

El diario financiero Les Echos citó a una fuente sindical que dijo que cerca de 2.200 empleados del banco de inversión se habían acogido al plan voluntario, muchos más que los 880 que se esperaban.