Afirmar que Grecia caerá en un incumplimiento sería especular porque aún falta que el gobierno adopte un esquema que sea respaldado por el Parlamento, dijo el vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn.

En conferencia de prensa en el marco de la reunión de ministros de Finanzas y gobernadores centrales del G-20, recordó que, el 12 de noviembre, el gobierno griego tendrá que dar a conocer el plan de reducción de deuda y posteriormente fijará su postura, pero no descartó que hubiese una recompra de deuda.

También recordó que en el tema de la consolidación fiscal se acordó que aquellos países que tienen un espacio para mover su déficit podrán tener una estabilización automática.

Lo anterior es una medida que se tomó en el corto plazo para salvaguardar la zona del euro, estas medidas han sido muy operativas.

Además el Banco Central Europeo ha tomado decisiones para que el tema de la consolidación fiscal ayude a desestresar a los mercados financieros y se devuelva la confianza a los inversionistas.

Según el funcionario de la Comisión Europea, todas estas reformas van a fortalecer el crecimiento y facilitar el desarrollo.

En el mediano plazo se estará trabajando en un mapa para la reunión que se tendrá en diciembre.

Con todo esto, se espera una recuperación de la zona euro y la Unión Europea para el 2013 y una situación más robusta en el 2014.

valores@eleconomista.com.mx