Mientras La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió incrementar la tasa de interés de referencia en 25 puntos base, para ubicarla en 7.50%, algunos bancos centrales alrededor del mundo ya comenzaron a tener reuniones dentro de sus diferentes organismos centrales para llevar a la mesa los cambios necesarios en sus políticas monetarias. Algunos han decidido mantenerlas, como el caso de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), mientras otros, como Brasil, han optado por bajar la tasa.

AUSTRALIA

El Banco de Australia (RBA, por su sigla en inglés) mantuvo el martes pasado su tasa de interés interbancaria para el mes de febrero, fijándola en 1.5 por ciento.

El RBA mantiene así su política monetaria intacta desde la mayor reducción del precio del dinero a corto plazo, en mayo del 2016.

El banco central busca seguir apoyando el crecimiento del país, con previsiones de crecimiento que ronda 3% para el 2018, y recuperando poco a poco la inflación, que en los resultados de diciembre ya se situó en 1.9% anual.

BRASIL

El Banco Central de Brasil recortó este miércoles su tasa de interés de referencia a un mínimo histórico y apuntó al final del ciclo de relajamiento monetario más profundo en una década.

El comité de política monetaria, con nueve miembros, bajó la tasa Selic de referencia en 25 puntos base a 6.75%, lo que completa un descenso de 750 puntos base desde octubre del 2016.

CANADÁ

El Banco de Canadá en su reunión monetaria de enero decidió elevar las tasas de 1.0% a 1.25%, al considerar que la economía está funcionando a su capacidad, los datos económicos “son fuertes” y la inflación está cercana al previsto 2.0 por ciento.

Se trata del tercer incremento que realiza desde el verano pasado, cuando se ubicaba en su récord más bajo.

Durante la reunión para discutir su política monetaria externaron la incertidumbre que rodea al futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que está nublando la perspectiva económica.

INDIA

El Banco de Reserva de la India (RBI, por su sigla en inglés), mantuvo sin cambio su tasa crediticia clave en 6 por ciento.

El banco indicó que la decisión fue consistente con la postura neutral de la política monetaria en consonancia con el fin de lograr el objetivo de inflación a mediano plazo en el índice de precios al consumidor de 4% en una banda de +/- 2 %, mientras se apoya el crecimiento.

INGLATERRA

El Banco de Inglaterra (BoE, por su sigla en inglés) decidió este jueves mantener sus tasas de interés en 0.5% donde se ubica desde noviembre pasado; sin embargo, ha tratado de preparar el terreno para un nuevo incremento de tasas “un poco antes de lo previsto”, según las actas de la reunión. Mark Carney, el gobernador del BoE, ha dicho que dada la fortaleza de la economía mundial y el ritmo de crecimiento de la británica “esperamos reducir el apoyo a la economía para devolver a la inflación a su objetivo de 2 por ciento”.

JAPÓN

El Banco de Japón (BoJ, por su sigla en inglés) mantuvo su política monetaria estable a finales de enero y ofreció una visión ligeramente más optimista sobre las expectativas de precios, lo que enfatiza su convicción de que la economía avanza hacia su elusivo objetivo de inflación de 2 por ciento.

En una medida ampliamente esperada, el BoJ mantuvo su objetivo de tasa de interés a corto plazo en menos 0.1 por ciento.

ZONA EURO

El Banco Central Europeo (BCE) decidió dejar intactas sus tasas de interés en 0%y también prolongó la posibilidad de extender los estímulos monetarios en la zona del euro después de septiembre para impulsar la inflación, que no sube a pesar del fuerte crecimiento.