La Comisión Europea (CE) indicó que el riesgo de la epidemia de coronavirus ya empezó a materializarse sobre la economía europea, por lo que el impacto será seguro; sin embargo, considera que aún es pronto para hacer una previsión de su magnitud.

Por su parte, la Comisión Europea abrió la puerta para que los países afectados por el nuevo coronavirus, como Italia, tengan un cierto margen de flexibilidad en la aplicación de las reglas del bloque en sus presupuestos nacionales.

“En nuestro Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), hay previstas cláusulas de flexibilidad sobre circunstancias excepcionales”, explicó el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, abriendo la puerta a hablar “en los próximos meses” con los “países interesados”.

Durante una rueda de prensa para presentar sus análisis económicos sobre los países de la UE, Gentiloni aseguró que, aunque se empieza a manifestar “parcialmente” este riesgo, todavía es temprano para una “evaluación” puesto que la situación evoluciona “rápidamente”.

El Ejecutivo comunitario advirtió hace dos semanas, al presentar sus previsiones macroeconómicas para el 2019, el 2020 y el 2021, que el Covid-19 representaba un nuevo riesgo a la baja para la economía europea, si bien era demasiado pronto para calificar su impacto.

“Lo único cierto es que tendremos un impacto”, dijo, destacando que durante la reunión del G20 en Arabia Saudita se percibió preocupación, sobre todo, por parte de las economías asiáticas.

Señaló como ejemplo que Singapur ha puesto en marcha estímulos por un monto de 4,000 millones de euros para paliar el golpe económico del virus, mientras que en el caso del SARS movilizó 300 millones, lo que da una idea de la diferencia.

El comisario recordó, no obstante, que la economía de China, origen y país más afectado por la epidemia, representa ahora 18% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, mientras que en el 2003, cuando se produjo el brote del virus SARS, también allí, suponía 4 por ciento.

Gentiloni señaló que, si bien el Fondo Monetario Internacional (FMI) previó que el brote rebaje a 0.4% el crecimiento de la economía china este año y tenga un impacto de 0.1% en la economía global, “esto está lejos de ser seguro, por el momento”.

Desde la presentación de las previsiones económicas, el coronavirus se ha extendido por la Unión Europea. Italia es el país más afectado en Europa por el Covid-19 con, hasta el cierre de esta edición, 12 fallecimientos y 375 casos de contagio.

La región más afectada es Lombardía, en esa zona se encuentra Milán, la capital financiera de aquel país. La aparición de la epidemia llega en un momento delicado para la tercera economía de la zona euro por su débil crecimiento.

China ordena desinfectar billetes

Mientras tanto, China instruyó a los prestamistas a desinfectar y guardar los billetes de banco en un área seca por siete días, como parte de las medidas destinadas a contener el contagio del coronavirus.

Las pautas sobre cómo los bancos pueden ayudar a reducir la transmisión del virus fueron difundidas por la división en Pekín de la Comisión Reguladora de Bancos y Seguros de China, según el China Securities Journal. El medio no señaló de qué forma se sanitizarían los billetes.