Para el próximo año, el gobierno federal volverá a contratar coberturas petroleras, pues ante una lenta recuperación de los precios del crudo a nivel internacional, se buscará asegurar parte de las finanzas públicas del país.

Tenemos un avance muy importante, todavía no hemos concluido el proceso, pero la mayoría de las opciones de compra, es decir, los seguros está ya adquirida , dijo brevemente el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, tras un evento en Nuevo León.

El funcionario precisó que el programa se empezó a ejecutar a mediados de junio y que los detalles serán informados al Congreso el 8 de septiembre, en la presentación del Paquete Económico del 2017.

El programa de coberturas de México, el más grande de este tipo realizado por una nación en los mercados petroleros, también se efectuó el año pasado entre junio y agosto cuando el país compró opciones put para asegurar un precio de ejercicio promedio de 49 dólares por barril para el 2016.

Desde el 2001 el gobierno contrata este tipo de coberturas, pero sólo las ha utilizado en el 2008 y el 2015, y seguramente en este año también se ejercerán.

Expertos comentaron que en la cobertura del 2017 es probable que el monto cubierto sea menor a los 212 millones los barriles de este año, debido a que la producción de Petróleos Mexicanos ha ido disminuyendo y el precio también será menor al asegurado este 2016.

Sigue valiendo la pena cubrir ese riesgo porque al final del día le da certidumbre al ingreso petrolero; los derivados financieros están hechos para eliminar el riesgo, no para obtener ganancia, entonces, el trabajo de cobertura permite darle certidumbre al ingreso económico derivado del petróleo , dijo José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic).

Será la mayor cobertura

Indicó que el precio de dicha cobertura será mayor a los 1,090 millones de dólares que se pagaron por las del 2016,y que resultaron ser las segundas coberturas más caras, ya que se observa un mayor riesgo en el sistema financiero mundial y particularmente en el precio del petróleo.

De acuerdo con información de Hacienda, para pagar las coberturas petroleras de este año se utilizaron recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), esto en apego al artículo 21 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

En diciembre del 2015 el gobierno federal recibió 6,284 millones de dólares de las coberturas que costaron 773 millones de dólares, que aseguraron un precio de 76.4 dólares. El barril cerró el año con una cotización promedio de 44.25 dólares.

Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey, aclaró que las coberturas que se han contratado hasta el momento y las que se adquirirán para el 2017 no cubren a 100% todos los barriles de exportación, sólo alrededor de 58% de toda la producción de barriles de petróleo que exporta Pemex.

No hay mercado que te cubra a 100% tu producción de petróleo, no hay tal riesgo que tomen los que compren los contratos (...) Sí vale la pena contratarlos porque siempre hay una recuperación de los recursos .

Con respecto a la posibilidad de que Pemex también pueda adquirir una cobertura petrolera para protegerse ante la volatilidad de los precios del crudo, De la Cruz expuso que siempre es importante cubrir riesgos y que cualquier empresa pública o privada debe hacerlo si está sujeta a volatilidades de este tipo.

Las empresas deben cubrirse ante cualquier tipo de volatilidad al que se vean expuestas, ya sea por el precio del petróleo, el tipo de cambio y hasta cuestiones climáticas. Los mercados pueden brindar cualquier tipo de cobertura y si bien representan un costo financiero, se justifica .

Agregó que el gobierno federal no puede cubrir a 100% su producción petrolera por las restricciones financieras que tiene, pues los mercados financieros cubren cualquier riesgo que se desee.

Ambos expertos esperan que el documento de Criterios Generales de Política Económica del 2017 proponga un piso promedio factible del precio de la mezcla de exportación, para que le permita presentar a Hacienda de una manera más clara su Presupuesto de Egresos de la Federación.

elizabeth.albarran@eleconomista.mx