Un grupo de multimillonarios estadounidenses, entre los que se encuentra George Soros, el cofundador de Facebook, Chris Hughes, y los herederos de los imperios Hyatt y Disney publicaron una carta con un mensaje para los candidatos presidenciales a la Casa Blanca en el 2020 en la que proponen un impuesto a la riqueza.

En una carta publicada el lunes, los firmantes señalan que un impuesto a la riqueza es “justo, patriótico y fortalecería la democracia en el país al reducir la desigualdad”. El objetivo es que se puedan financiar iniciativas ambientales y respuestas al cambio climático y a la financiación de la salud pública.

“Escribimos a todos los candidatos a la presidencia, sean republicanos o demócratas, para que apoyen un impuesto a las fortunas del 1/10 más rico de 1% de los estadounidenses, que nosotros representamos”.

La riqueza de este 0.1% de la población es casi igual que la de 90% de la población estadounidense.

Destaca la propuesta de la senadora demócrata y presidenciable Elizabeth Warren, senadora por Massachusetts, que prevé gravar los hogares que tengan más de 50 millones de dólares, esto es alrededor de 75,000 familias.

“Estados Unidos tiene la responsabilidad moral, ética y económica de gravar más fuertemente nuestra fortuna”, escriben los firmantes.

En la carta, los multimillonarios se refieren sobre todo al inversionista Warren Buffett, la tercera fortuna estadounidense, quien recuerda frecuentemente que paga una tasa de impuestos menor que la que paga alguna de las personas de su oficina. De acuerdo con sondeos, la idea de un impuesto específico a la fortuna es además apoyada por una mayoría de los estadounidenses.

Esta iniciativa no es del todo nueva, en noviembre del 2017, millonarios firmaron una carta al Congreso pidiendo a los legisladores que no redujeran sus impuestos.