El cobre cerró en un mínimo de dos meses por debajo de 3.30 dólares la libra el lunes, presionado por la firmeza del dólar y temores de que un deterioro en la demanda refleje los mayores esfuerzos por enfriar la economía china.

El cobre para entrega en julio en la división de metales Comex de la Bolsa Mercantil de Nueva York perdió 6 centavos para cerrar en 3.2935 dólares por libra, su nivel más bajo desde el 25 de febrero.

La tendencia bajista se ampliaba, tras haber tocado un máximo durante la noche, de 3.3635 dólares a 3.2735 dólares, su nivel más bajo desde el 26 de septiembre del 2009.

La Bolsa de Metales de Londres (LME, por su sigla en inglés) permaneció cerrada el lunes por feriado. Pero el viernes, el cobre en la LME para entrega en tres meses cerró en 7,430 dólares por tonelada.

China, el mayor consumidor mundial del metal rojo, ajustó sus ratios requerimientos de reserva para los bancos en 50 puntos base, su tercer incremento de esa magnitud este año.

Si ellos ajustan su suministro (de dinero), limitan la cantidad que la gente puede usar para construir casas o hacer otros proyectos , dijo Bob Haberkorn, estratega de mercado de Lind-Waldock. Lo que debilitará la demanda por cobre , aseguró.

La medida sucede luego de un sólido dato de manufactura que mostró que los precios de entrada en China subieron al ritmo más rápido desde el 2008.

A los temores sobre la demanda china se suman los recientes incrementos en los inventarios de cobre en los depósitos de la Bolsa de Futuros de Shanghai.

Por si no fuera suficiente, un alza del dólar frente al euro, aumentó las pérdidas del cobre, pues los metales cotizados en dólares se vuelven más caros para los tenedores de otras monedas.