Luego de que el Inegi diera a conocer las cifras preliminares del PIB del segundo trimestre, mejor a lo que se esperaban, Citibanamex movió al alza su pronóstico de crecimiento de 1.7 a 2.0 por ciento. Para el 2018, reiteró su estimado en 2.5 por ciento.

La cifra publicada esta mañana fue mayor, incluso cuando asumimos una desaceleración en varios de los impulsores del consumo local en la segunda mitad del año, el hecho es que comenzó el semestre con un impulso más fuerte en el frente de la actividad económica , destacó la institución.

Detalló que, de acuerdo con su estimación previa, se subestimó el desempeño de los tres sectores económicos que impulsaron el PIB en el segundo trimestre: servicios, industria y sector primario.

Citibanamex destacó que el desempeño de la demanda doméstica es aún la sorpresa positiva, pues se ve que su dinamismo ha sido significativo en particular el consumo privado, que crece a ritmo mayor al que se preveía.

Éste aún muestra resistencia a desacelerarse, a pesar de que varios de sus determinantes disminuyeron a un ritmo de expansión anual en el trimestre , señaló.

Por su parte, la inversión fija bruta, agregó, sigue siendo el factor local negativo, ante una confianza de los inversionistas que sigue deprimida.

CIBanco lo sube a 2.3%

Por su parte, CIBanco movió de 2.0 a 2.3% su estimado de crecimiento para todo el 2017, y para el 2018 lo mantuvo en 2.5 por ciento.

En México el sector externo sigue confirmando el buen momento de los últimos meses y se consolida como el principal motor de crecimiento durante la primera mitad del año (...) estas buenas noticias dan confianza de que la economía crezca por encima de 2.0% en la segunda mitad del año , acota el banco.

Se logrará superávit

Datos del Inegi, bastante alentadores : Meade

El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, comentó que los datos del Inegi sobre el avance de la economía mexicana son bastante alentadores , ya que acreditan un buen fundamento para las proyecciones económicas que se tienen para el cierre del año.

La suma de los ingresos tributarios, el remanente y que el gasto se haya comportado razonablemente, nos pone en dirección de cumplir con el objetivo que tenemos de un superávit primario y nos ubica, además, en la posibilidad de conseguirlo sin descansar en los remanentes del Banco de México , expuso en un encuentro con representantes del sector financiero.

Destacó que con los datos del Inegi se acumulan 14 trimestres de crecimiento continuo. Son pocas las economías que pueden acreditar un crecimiento continuo (...) Esto nos permite tener confianza de que se van a cumplir las metas y que tenemos una economía robusta frente a la incertidumbre que hemos venido enfrentando . (Elizabeth Albarrán)

eduardo.juarez@eleconomista.mx