La actividad manufacturera china se contrajo de nuevo en enero, según el banco HSBC que publicó este viernes su índice PMI preliminar elaborado con los responsables de compras.

La actividad en la segunda economía mundial sigue registrando una "desaceleración", subrayó el banco al comentar esta la situación.

El índice PMI que calcula el HSBC todavía provisional, pues enero todavía no ha concluido se sitúa en 49.8, contra 49.6 en diciembre. Hay que remontar hasta mayo del año pasado para encontrar un índice peor, del 49.4.

Cuando este índice supera los 50 puntos, significa que la actividad manufacturera crece mientras que si es inferior, se contrae.

"La desaceleración manufacturera prosigue en un contexto de demanda interna apática", observó Qu Hongbin, economista del HSBC citado en un comunicado.

El crecimiento de China se desaceleró fuertemente en 2014, al 7.4%, el nivel más bajo en un cuarto de siglo, según datos oficiales publicados el miércoles.

erp