Pekín.- China manifestó este miércoles su confianza en la zona euro y prometió seguir comprando deuda soberana europea, en un intento por apoyar económicamente al principal cliente de sus exportaciones.

"Confiamos en el desarrollo de Europa y en el euro", declaró el gobernador del banco central chino, Zhou Xiaochuan, ante un grupo de estudiantes y profesores, al día siguiente de una cumbre en Pekín entre China y la Unión Europea dominada por la crisis de la deuda soberana.

Como de costumbre, el gobierno chino no puso una cifra a su compromiso, pero dijo que seguirá comprando deuda europea, para ayudar a un continente que es el mayor comprador de productos chinos.

"China seguirá invirtiendo en obligaciones soberanas europeas, atendiendo a su seguridad, su liquidez y la apreciación de su valor", precisó Zhou.

El gobernador aclaró además que la segunda economía mundial no ha reducido su proporción de inversión en activos denominados en euros durante la crisis.

El presidente chino, Hu Jintao, reiteró la disposición a ayudar.

"China sigue de cerca y apoya las medidas tomadas por la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo para afrontar los problemas de deuda de Europa", dijo el mandatario al presidente de la UE, Herman Van Rompuy, y al presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, de visita en Pekín con motivo de la cumbre bilateral.

China "participará en las acciones de la comunidad internacional para apoyar a Europa y la Eurozona", añadió, en comentarios publicados en el sitio web de la cancillería.

El gobierno chino, que quiere diversificar su cartera de reservas de divisas, la mayor del mundo con unos 3.2 billones de dólares, tendría más de 500,000 millones de dólares de deuda soberana de Estados europeos según estimaciones no confirmadas de expertos.

Además, Europa es el mercado en el que China invirtió más dinero para la compra o fusión de empresas, sumando un 34% del total, según un nuevo indicador publicado por un fondo de inversión.

Las fusiones y adquisiciones realizadas por inversores chinos en Europa aumentaron un 155% en 2011, alcanzando 10.400 millones de dólares, muy por delante de las inversiones hechas a ese fin en Asia (8.200 millones USD) y Norteamérica (6.400 millones), según el fondo A Capital.

Según precisó a la AFP André Loesekrug-Pietri, presidente de A Capital, las empresas chinas invirtieron sobre todo en energía, química e industrias manufactureras de alto valor añadido.

Por su lado, el presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, dijo que los líderes europeos "valoran mucho" la confianza de China en la región, y prometió hacer todo lo necesario para "mantener el euro y la estabilidad financiera de la Eurozona".

Temerosa del impacto de la crisis europea en sus exportaciones, China ha urgido repetidamente a los líderes de la UE a solucionar la situación.

En ese sentido, Barroso dijo en Pekín que Europa está "poniendo la casa en orden", pero avisó de que se trata de un largo proceso.

"Esto es un maratón, no un esprint", dijo este miércoles.

RDS