China rebajó la tasa referencial de préstamo, como era ampliamente esperado, en un intento de las autoridades por reducir los costos de financiamiento de las empresas y respaldar una economía afectada por el grave brote del coronavirus.

La epidemia está generando disrupciones en las cadenas de suministro globales, así como en la actividad de empresas y fábricas en China, lo que ha llevado a las autoridades a aprobar un flujo de medidas en las últimas semanas para aliviar el impacto al crecimiento.

La tasa preferencial de préstamo a un año (LPR, por sus siglas en inglés), la nueva medida de crédito referencial introducida en agosto, fue recortada en 10 puntos base, hasta 4.05 desde 4.15% previo.

La LPR a cinco años fue rebajada en 5 puntos base a 4.75% desde 4.80 por ciento.

La medida siguió a una decisión similar aplicada el lunes por el banco central sobre la tasa de préstamo a los bancos a mediano plazo.

Los inversionistas apuestan que las autoridades aprobarán más decisiones de alivio monetario y estímulo fiscal en el corto plazo para ayudar a los pequeños negocios, que están luchando por sobrevivir a la crisis.

Nuevas medidas para impulsar el consumo

El brote de coronavirus ha tenido un “impacto relativamente grande” en los niveles de consumo en China, por lo que el gobierno estudiará la aprobación de más medidas de apoyo, como un impulso a las ventas de autos, informó el Ministerio de Comercio.

El consumo sufrirá un fuerte impacto en el primer trimestre por el coronavirus y el gobierno espera que la actividad toque fondo en marzo y se recupere en el segundo trimestre, afirmó Wang Bin, subdirector del Departamento de Operaciones de Mercado y Consumo, en una conferencia de prensa.

“Si la crisis del coronavirus dura mucho, los sectores agrícolas, alimentarios e industriales de China, que implican una larga cadena de suministro y son intensivos en trabajo, sufrirán un gran impacto”, dijo Li Xinggan, director del Departamento de Comercio del Ministerio de Relaciones Exteriores.

China está adoptando también medidas para acelerar la aprobación aduanera de la carne importada, indicó Li.

Préstamos bancarios alcanzan máximo récord

En este contexto, los nuevos préstamos bancarios en China aumentaron más de lo esperado, hasta un máximo histórico en enero.

Los bancos chinos tienden a adelantar préstamos a principios de año para obtener clientes de mayor calidad y ganar cuota de mercado.

Los bancos otorgaron un récord de 3.34 billones de yuanes (476,420 millones de dólares) en nuevos préstamos en enero, por encima de 1.14 billones de yuanes en diciembre y superaron las expectativas de los analistas, según datos divulgados el jueves por el Banco Popular de China.

Los analistas encuestados por Reuters habían pronosticado que los nuevos préstamos en yuanes aumentarían a 3 billones de yuanes en enero, en comparación con el récord anterior de 3.23 billones de yuanes un año atrás.

Los reguladores chinos han estado tratando de impulsar los préstamos bancarios y reducir los costos financieros durante más de un año, especialmente para las empresas más pequeñas y privadas que generan una parte considerable del crecimiento económico y los empleos del país.

El crecimiento en la segunda economía más grande del mundo se desaceleró a 6.1% en el 2019, su ritmo más débil desde 1990, ya que la demanda en el país y en el extranjero se ralentizó en parte debido a la guerra comercial entre China y Estados Unidos.