China rebajó este jueves la tasa referencial de préstamo, como era ampliamente esperado, en un intento de las autoridades por reducir los costos de financiación de las empresas y respaldar una economía afectada por el grave brote de coronavirus.

La epidemia está generando disrupciones en las cadenas de suministro globales, así como en la actividad de empresas y fábricas en China, lo que ha llevado a las autoridades a aprobar un flujo de medidas en las últimas semanas para aliviar el impacto al crecimiento.

La tasa preferencial de préstamo a un año (LPR, por sus siglas en inglés), la nueva medida de crédito referencial introducida en agosto, fue recortada en 10 puntos básicos, hasta el 4.05%, desde el 4.15% de la fijación mensual previa.

La LPR a cinco años fue rebajada en 5 puntos básicos, al 4.75% desde el 4.80 por ciento.

La medida siguió a una decisión similar aplicada el lunes por el banco central sobre la tasa de préstamo a medio plazo.

Los inversores apuestan a que las autoridades aprobarán más decisiones de alivio monetario y estímulo fiscal en el corto plazo para ayudar a los pequeños negocios, que están luchando por sobrevivir a la crisis.

erp