El planificador económico de China aprobó la construcción de carreteras y un aeropuerto por 192,000 millones de yuanes (31,000 millones de dólares), en el más reciente esfuerzo del Gobierno por incrementar la inversión y el respaldo a una economía en desaceleración.

Se construirán cinco carreteras en las región sur y central y en las provincias de Guangxi, Guangdong y Sichuan, informó la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma en su sitio en Internet.

La entidad sostuvo que invertirá 80,000 millones de yuanes en Pekín y que construirá un tercer aeropuerto en la capital.

La inversión es un motor crucial de la segunda mayor economía del mundo, pero se ha desacelerado este año en la medida en que las autoridades intentan rediseñar el modelo de crecimiento a través de una reducción del gasto estatal ineficaz y del estímulo al consumo interno.

Los datos oficiales mostraron que las inversiones, que respondieron por casi 42% del crecimiento económico de China en los primeros nueve meses de este año, crecieron 15.8% entre enero y noviembre, su ritmo más lento en casi 13 años.

Un lánguido crecimiento en inversiones y un alicaído mercado inmobiliario han llevado a algunos analistas a pronosticar que China podría caer en su peor enfriamiento económico en casi un cuarto de siglo este año en la medida en que el crecimiento anual toca 7.4%, su nivel más bajo en 24 años.

erp