Agustín Carstens comentó que éste es el momento para que los mercados emergentes tengan mayor voz dentro del Fondo Monetario Internacional (FMI), después de reunirse con funcionarios chinos en busca de apoyo para su aspiración a dirigir esa entidad.

El Gobernador del Banco de México se entrevistó con su colega chino Zhou Xiaochuan y el ministro de Finanzas, Xie Xuren, pero posteriormente declaró a la prensa que no recibió ninguna garantía de apoyo. Durante las conversaciones, los funcionarios chinos reiteraron su posición de que desean un candidato con base en sus méritos, dijo.

La otra candidata favorita para el cargo al frente del Fondo Monetario Internacional es la ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde, quien visitó China la semana pasada. Ambos han cortejado a los mercados emergentes, que reclaman una mayor participación en el FMI para reflejar su creciente influencia económica.

Creo que es el momento de que los mercados emergentes unan fuerzas para argumentar firmemente que no estamos de acuerdo con la manera en que se dirige el Fondo , consideró Carstens, y agregó que los mercados emergentes están pobremente representados en términos de participación y la administración del mismo.

Pese a su énfasis en los mercados emergentes, afirmó que la cuestión más acuciante que enfrenta el FMI actualmente es la crisis en Europa, por lo que el Fondo debería tomar decisiones relativas a la enorme deuda griega, teniendo en cuenta las consecuencias potenciales en toda la eurozona.

Algunos países, entre ellos Brasil, China e India, reclamaron que se deje a un lado la tradición según la cual el cargo máximo del FMI va para un europeo, tal como ha sucedido después de la Segunda Guerra Mundial. Pero ninguno de esos países ha manifestado hasta ahora su apoyo a Carstens, que ha sido Director Ejecutivo y Subdirector Administrativo del FMI.

Andy Xie, economista independiente con sede en Shanghai, mencionó que a China le gustaría ver un líder de los mercados emergentes, ya que esos países tienen sus propios problemas, pero esto no cambia nada puesto que Estados Unidos y Europa tienen más de 50% de los votos .

Agregó: Los chinos son realistas . Comentó que no había dudas de que Lagarde ganará.

Carstens tiene el apoyo de 12 naciones latinoamericanas, pero carece de los dos con votos de mayor peso, el de Argentina y el de Brasil. La Junta Ejecutiva del FMI elegirá su líder el 30 de junio.

De acuerdo con analistas, Agustín Carstens sabe que ya perdió la elección para dirigir el FMI; sin embargo, la estrategia es darse a conocer en el mundo y esperar la próxima elección para volver a postularse al cargo.