El banco central de China indicó que impulsará un plan piloto de représtamos para respaldar al sector agrícola y a las pequeñas empresas del país, la parte más vulnerable de la economía.

El plan, que permitirá a los bancos refinanciar activos de crédito de alta calidad calificados por el banco central, fue usado por primera vez en las provincias de Guangdong y Shandong en el 2014.

El Banco Popular de China represtó 4,970 millones de yuanes (755.74 millones de dólares) a 31 entidades desde el comienzo del programa hasta finales del 2015.

El banco central comentó que expandirá el plan de représtamos, que fue ampliado a 11 provincias y ciudades para ayudar a reducir los costos del crédito para la economía real.

La entidad había calificado préstamos bancarios realizados a 3,022 compañías, permitiendo a los bancos usar sus activos de crédito de alta calidad para asegurar los représtamos, afirmó sin entregar detalles específicos.

El banco central ha tomado una serie de medidas, incluyendo un recorte de las tasas de interés y el encaje bancario, en un intento por respaldar a la segunda mayor economía del mundo, y se prevén ampliamente más medidas de alivio este año.

Buscan tener estable el yuan

El banco central tiene planes de mantener al yuan básicamente estable contra la cesta de principales monedas y las fluctuaciones de la divisa asiática ante el dólar estadounidense se incrementarán, acotó Ma Jun, economista jefe del organismo.

El yuan tampoco estará estrictamente vinculado a la cesta cambiaria, comentó el economista en un comunicado publicado en el sitio web de la entidad.

Previamente, China elevó el medio rango de cotización doméstica del yuan y la moneda avanzó con fuerza ante el dólar en el exterior, en una medida que fue calificada por operadores como una intervención agresiva de Pekín que de todas formas causó un derrumbe de las bolsas chinas por las dudas surgidas en torno las políticas de sus autoridades.