Funcionarios de inteligencia estadounidenses y altos académicos debatieron, la semana pasada, el riesgo de que China pudiera utilizar sus enormes tenencias de deuda estadounidense como un arma para influir en la política exterior de Estados Unidos, según una fuente que asistió a la reunión.

En una reunión del Consejo Nacional de Inteligencia en Washington, miembros de agencias de inteligencia y observadores de China discutieron los posibles resultados, si China decidiera vender sus 900,000 millones de dólares en deuda estadounidense, elevando las tasas de interés y haciendo mucho más difícil la vida de empresas y consumidores.

Aunque es considerada una posibilidad remota, el gran dominio económico de China sobre EU continúa siendo muy debatido dado que la tercera economía mundial crece a pasos agigantados; mientras que la primera economía lucha por liberarse de una profunda recesión.

El encuentro se produjo en un momento en el que Estados Unidos está listo para emitir un reporte que podría calificar a China de manipulador de moneda.

Los legisladores discuten un proyecto que penalizaría al país asiático por cualquier política proteccionista.

Las tenencias de deuda del Tesoro estadounidense de China subieron a 900,200 millones de dólares en abril, según reportó el 15 de junio el Departamento del Tesoro.

Dado que es el mayor participante en el mercado de deuda del Tesoro, cualquier movimiento visible del gobierno chino para comprar o vender grandes cantidades de deuda estadounidense podría tener profundos efectos en el resto del mercado, sea deprimiendo o elevando los rendimientos, e impactando los costos de endeudarse para adquirir casas, autos y negocios.