América Latina tendrá su propio fondo de contingencia para inversiones de capital en la región, que estará sustentado por el apoyo financiero de China y será administrado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

De acuerdo con el presidente del Banco, Luis Alberto Moreno, el Eximbank de China está dispuesto a dedicar 1,000 millones de dólares para fondear este proyecto.

Al inaugurar la plenaria de la 53 Asamblea de Gobernadores, el Presidente del BID explicó que este nuevo mecanismo de financiamiento es prueba del enorme interés que tiene China por la región latinoamericana .

En un comunicado, el BID aclaró que esta plataforma de inversiones comenzará a funcionar este año, como resultado de una carta de intención firmada por el BID y el Eximbank chino, cuyo objetivo es financiar proyectos público privados en los 26 países miembros prestatarios de América Latina y el Caribe.

En este esfuerzo, el BID aportará 150 millones de dólares para la plataforma de inversiones para China. Y el gobierno asiático aportará un financiamiento, por el mismo monto, en el arranque. La idea es que se levantarán más recursos en el mercado para fortalecerlo.

En el comunicado, el vicepresidente del Eximbank, Liu Liang, aclaró: El BID y el China Eximbank han emprendido esta iniciativa para desarrollar un mecanismo de inversiones que satisfaga los intereses comunes de América Latina, el Caribe y China .

Además, confió en que el mecanismo demostrará el principio de cogobernabilidad , pues ambos bancos trabajarán juntos para promover el desarrollo industrial de los países de la región.

De acuerdo con ellos, ha iniciado el proceso de selección de compañías de gestión de activos para administrar los financiamientos y buscar más recursos en los mercados. El fondo estará regido por las normas de protección social y ambiental de ambos bancos y cumplirá sus requisitos de información financiera y sostenibilidad.

Las inversiones que generará la nueva plataforma complementarán las garantías de préstamos y créditos que seguirán ofreciendo aparte el BID y el China Eximbank.

El BID tiene 48 países miembros, de los que sólo 26 reciben préstamos, todos localizados en América Latina y el Caribe. China es miembro del BID desde el 2009.

BLINDAN A LOS MÁS VULNERABLES

Adicionalmente, en conferencia de prensa al término de la reunión, Luis Alberto Moreno confirmó que América Latina tendrá un fondo de créditos de contingencia para blindar a las economías más vulnerables de la región, que será administrado por el BID.

En conferencia de prensa, el Presidente del BID precisó que los recursos serán fondeados con las reservas de la multilateral y garantizarán apoyo inmediato a los países pequeños para enfrentar desastres naturales o una eventual crisis.

Tras clausurar la 53 Asamblea de Gobernadores, el presidente Moreno descartó emitir cifras sobre el monto disponible en el fondo, pues tienen aún que afinar detalles para no duplicar mecanismos de fondeo con los que mantienen ya el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Adelantó que será en abril cuando habrá mayor detalle sobre el mismo, pues espera entonces contar con la autorización de los 48 países miembros. El mecanismo estaría a disposición de los países pequeños a través de una serie de instrumentos contracíclicos para otorgar créditos de emergencia.

Durante la inauguración de la Asamblea, Moreno hizo un llamado a aprovechar la fortaleza regional ante la crisis internacional para ampliar la cooperación con países de Asia y África.

Tras enfatizar que en la nueva normalidad nuestro norte es el sur , las autoridades de la región tienen que avanzar para aprovechar las oportunidades de comercio e inversión que sí se observan en el mercado.

Las demandas de alimentos y combustible se están desplazando a Asia y podríamos plantearnos perspectivas de oportunidades de comercio e inversión con aquella región , recomendó.

Hizo un llamado a que los gobiernos de la región no se confíen de la limitada transmisión que han sufrido por la crisis internacional.

América Latina tiene mucho que enseñarle a Europa, pero también mucho que aprender. Hay que utilizar esta ventana que se nos ha abierto para adelantar reformas pendientes con el fin de romper cuellos de botella que nos impiden avanzar más rápido , dijo.

El reto más importante para los gobiernos es entender que hay problemas que no se solucionan con dinero, sino con buenas políticas.

yolanda.morales@eleconomista.mx