China logrará un equilibrio entre la estabilización del crecimiento económico y la prevención de riesgos, a pesar de que permitió que la deuda aumente temporalmente este año para apoyar la economía afectada por el coronavirus, dijo el miércoles el jefe del banco central, Yi Gang.

Yi, el gobernador del Banco Popular de China (PBOC), dijo en un foro financiero en Pekín que esperaba que el ratio de endeudamiento de China se estabilice el próximo año, conforme la economía se expande, después de que el indicador de la deuda aumentó en 2020.

Los préstamos bancarios en los primeros nueve meses ascendieron a 16.26 billones de yuanes (2.44 billones de dólares), debido a que los responsables de la política monetaria buscaron reactivar la actividad económica, superando el pico anterior de 13.63 billones de yuanes del mismo periodo del año pasado.

"La política monetaria debe proteger las 'puertas' de la oferta monetaria y suavizar adecuadamente las fluctuaciones en el coeficiente de endeudamiento macroeconómico, y mantenerlo en un nivel razonable a largo plazo", dijo Yi.

En julio, Ruan Jianhong, jefe del departamento de estadísticas del PBOC, dijo que el ratio de apalancamiento macro del país saltó 14.5 puntos porcentuales en el primer trimestre y subió aún más en el segundo trimestre.

El ratio de endeudamiento macro es una medida de la deuda de los gobiernos, hogares y empresas chinos dividida por el total del Producto Interior Bruto (PIB).

El banco central no ha dado más detalles sobre la cifra.

El Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) dijo en julio que la proporción de la deuda de China con respecto al PIB estaba en camino de alcanzar el 335%, desde casi el 318% en el primer trimestre.