China publicó una lista de posibles aranceles que podría imponer a las importaciones de productos estadounidenses por valor de 3.000 millones de dólares, en respuesta a las sanciones comerciales anunciadas por Washington.

"China no tiene en absoluto miedo a una guerra comercial", advirtió el ministerio chino de Comercio en un comunicado, tras haber publicado una lista de productos estadounidenses sobre los que Pekín podría imponer aranceles en represalia a las medidas de Estados Unidos.

Las tasas anunciadas por el presidente estadounidense, Donald Trump, hicieron desplomarse las bolsas chinas el viernes a la apertura, con Hong Kong cayendo más de 3% y Shanghái, 2,80%.

La lista incluye productos como el vino, frutas y carne de cerdo. Estos aranceles se decretarán si Pekín no logra alcanzar una solución negociada con Washington, advirtió el ministerio chino de Comercio en un comunicado.

El jueves, Donald Trump firmó un decreto contra "la agresión económica de China" y anunció medidas punitivas contra las importaciones de productos chinos por valor de hasta "60.000 millones de dólares" para poner coto a la, según él, competencia desleal de Pekín y el robo de la propiedad intelectual. Anteriormente, sus asesores económicos habían hecho alusión a "unos 50.000 millones" de dólares.

En respuesta, Pekín publicó una lista de 128 categorías de productos dividida en dos grupos.

El primer grupo de productos, con 120 líneas arancelarias, será tasado al 15%. Incluye productos como frutas, vino etanol o ginseng, mercancías que representaron casi 1.000 millones de dólares en importaciones en China en 2017.

Al segundo grupo, que incluye el cerdo y el aluminio reciclado, se le impondrá un arancel del 25%. Reúne ocho líneas arancelarias, que se tradujeron en casi 2.000 millones de dólares en importaciones el año pasado, según el ministerio de Comercio.

La lista no incluye, sin embargo, la soya, que Estados Unidos exportó a China por valor de 14.000 millones de dólares el año pasado.

Pekín "insta a Estados Unidos a responder lo antes posible a las preocupaciones de China" para "evitar dañar al conjunto de la cooperación" entre ambos países, advirtió el ministerio de Comercio.

Además, Pekín afirmó estar dispuesto a activar un procedimiento contra las medidas estadounidenses ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).