Michel Barnier, comisario europeo del Mercado Interno y Servicios, instó a China a que abra más su sector financiero y retire los obstáculos que persisten.

Los bancos chinos son de los más grandes y más poderosos del mundo por lo que no deberían tener miedo de la competencia , dijo Barnier, que habló al término de una visita a China, donde se reunió entre otros con el titular de Finanzas, Lou Jiwei.

El club de 28 países y China anunciaron a finales de noviembre el inicio de las negociaciones de un acuerdo de inversiones, pese a las múltiples disputas comerciales del pasado año que van desde los paneles solares chinos hasta el vino europeo.

Barnier se quejó de que la actividad de los bancos extranjeros en China representa sólo 2 por ciento.

Hay campo para mejorar , dijo, antes de agregar que una mayor apertura en el sector de la banca chino es en beneficio propio.

Esperamos que los bancos europeos sean bienvenidos en China al igual que lo son los chinos en Europa , dijo.

Barnier dijo que los principales obstáculos son las restricciones a las inversiones en las empresas compartidas y las dificultades para obtener licencias para la actividad bancaria o de seguros.

Es difícil obtener licencias , dijo. Hay muchas dificultades para las empresas extranjeras por los controles y restricciones. Son obstáculos para la participación en el mercado chino .

Sin embargo, Barnier alabó los avances del imperio de la ley en las decisiones que adoptó el Partido Comunista chino en su encuentro de noviembre, en el que se comprometió a llevar a cabo reformas en los campos social, económico y legal.

Está muy bien , dijo, antes de elogiar la apertura de China en el mercado de seguros para automóviles a empresas extranjeras, entre ellas las europeas.

El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, urgió en noviembre al bloque a defenderse más agresivamente de China, al asegurar que no se obtendría nada de los chinos siendo corteses .