China busca disipar los temores de desaceleración de su crecimiento. Y no es para menos. Los datos de su desempeño económico han decepcionado a analistas a nivel global y han sembrado temores sobre si su desempeño podría presagiar un menor dinamismo a nivel mundial.

China publicó que su Producto Interno Bruto (PIB) del tercer trimestre creció 4.9% anual. La cifra estuvo muy por debajo del 7.9% del segundo trimestre de este año y de 18.3% del primer trimestre.

A partir de entonces, algunas corredurías bajaron sus estimaciones de crecimiento para el país asiático. Por ejemplo, Bank of America redujo su pronóstico para este año a 7.7 desde 8.0%, y recortó el del 2022 a 4 desde 5.3 por ciento. Citi, por su parte, mantuvo su estimación para este año en un rango entre 5 y 6% y rebajó su previsión para el 2022 a 4.9% desde 5.5 por ciento.

En respuesta a la gran atención y las preocupaciones sobre la economía china tanto en el país como en el extranjero, la agencia de noticias del gobierno Xinhua publicó un informe sobre la economía basado, según dijo, en entrevistas a varias dependencias.

Crecimiento: la desaceleración de la expansión fue resultado de desafíos que incluyen un resurgimiento de casos de Covid-19 e inundaciones severas.

Comercio exterior: si bien el crecimiento de las exportaciones puede desacelerarse en el cuarto trimestre, los principales exportadores monitoreados por las autoridades aún tienen muchos pedidos durante el primer semestre del próximo año.

Sector inmobiliario: se tomarán medidas para abstenerse de utilizar el sector inmobiliario como un estímulo económico a corto plazo y acelerar el desarrollo de vivienda de alquiler asequible.

Energía: desde mediados de septiembre, el suministro de energía en todo el país ha sido escaso. Para hacer frente a la situación, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma dijo que intervendrá en los precios del carbón.

Mercado interno: hay más empresas extranjeras entrando en China que saliendo. Más de 90% de las empresas extranjeras en el país operan principalmente en el mercado local que tiene una población de 1,400 millones de personas.

valores@eleconomista.mx