Hong Kong.- China superó a Corea del Sur en 2013 como principal importador de armas del este y sudeste asiático, en el marco del disparo de las compras de armamento en la región en el comercio global en ese sector.

La consultora IHS aseguró en su informe anual del comercio de armas que China encabezó en 2013 la adquisición de armas, con aumento de 52.6%, equivalente a 2,300 millones de dólares.

Aseguró que este año la cifra seguirá creciendo, hasta situarse en 2,600 millones.

El mayor beneficiado por esta adquisición de armamento es Rusia, que a diferencia de Estados Unidos y Europa, que mantienen un embargo de armas sobre China desde la matanza de Tiananmen en 1989, sí vende a su vecino componentes militares.

Rusia incrementó sus exportaciones de 3,500 millones a 4,500 millones de dólares, sobre todo a causa del aumento del comercio con China en motores para aviones caza , aseguró el informe.

China, que como consecuencia del embargo occidental ha creado una pujante industria militar autóctona inspirada en gran parte en el armamento ruso, tuvo exportaciones por valor de 1,900 millones de dólares.

China se ha convertido en el quinto mayor exportador mundial de armas, por delante de Gran Bretaña, y Pakistán es el principal mercado de las armas chinas, según un informe reciente del respetado Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

La venta de armas por parte de China aumentó 162% en el período 2008-2012, comparado con el lustro anterior, según este think-tank, que asegura que el gigante asiático ha pasado de controlar el dos al cinco por ciento del comercio mundial de armas.

Estados Unidos y Rusia siguen siendo las potencias dominantes en este sector, con 30 y 26% de las ventas mundiales de armas, indicó el SIPRI, que monitorea la venta mundial de armas desde 1980.

A nivel regional, las importaciones en el este y el sudeste de Asia alcanzaron 12,200 millones de dólares, 24.5% más que el año precedente, lo que refleja la tendencia al rearme en la región.

Indonesia, Vietnam y Filipinas son algunos de los países que en los últimos años se han embarcado en grandes adquisiciones de material militar.

Esa tendencia se encuentra motivada, según algunos expertos, por las disputas territoriales latentes de algunos de estos países con China y por el creciente presupuesto militar de la segunda economía del planeta.

mac