Pekín.- China anunció el miércoles el aumento en 12.2% de su presupuesto militar en 2014, una nueva subida de dos dígitos que preocupa a sus países vecinos, en especial a Japón, inmersos en varios litigios territoriales con Pekín.

El ministerio de Finanzas en un informe presupuestario presentado a la sesión anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP) anunció para este año un presupuesto de 808,230 millones de yuanes (95,900 millones de euros, 132,000 millones de dólares) en defensa.

Buena prueba de su ambición de consolidar su estatuto de potencia militar, Pekín reforzó continuamente el gasto destinado a Defensa, que aumentó 11.2% en 2012 y 10.7% en 2013.

El presupuesto de defensa chino es el segundo más alto del mundo, por detrás del de Estados Unidos (632,800 millones de dólares este año, 460,000 millones de euros).

Los expertos occidentales aseguran sin embargo que los gastos militares reales de Pekín superan con creces las sumas anunciadas.

El Pentágono estimó en 2012 que China destinaba entre 135,000 y 215,000 millones de dólares (98,000 y 156,000 millones de euros) a su ejército, el más grande del mundo con 2.3 millones de soldados.

En relación a las cifras oficiales, China consagra tres veces más de fondos a defensa que India, y más que Japón, Corea del Sur, Taiwán y Vietnam juntos.

Este incremento de los medios militares chinos suscita la preocupación de Estados Unidos y de los vecinos del gigante asiático, en particular Japón, que disputa con China la soberanía de un archipiélago del mar de China Oriental.

Presupuesto militar de China

Haz clic en la imagen para ampliarla

mac