La economía de América Latina crecerá a un ritmo no mayor a 3.7%, coincidieron el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El mayor de los riesgos para la región es la desaceleración de China y la menor demanda de productos desde las economías europeas, según Luis Alberto Moreno, presidente del BID.

Durante su participación en un seminario preparatorio de la 53 Asamblea de Gobernadores del BID, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, consideró que por estos riesgos es de esperar una persistencia de la incertidumbre financiera.

Además, la funcionaria alertó que el alto precio de las materias primas, la variación de la política cambiaria, el deterioro de la cuenta corriente y la volatilidad de los mercados financieros, son factores que conspiran en favor de la inflación en América Latina, por lo que hizo un llamado a las autoridades a mantenerse alerta.

PROTECCIONISMO

En una rueda de prensa al margen de los seminarios del BID, el director del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la región, Nicolás Eyzaguirre, comentó que los dos enemigos que enfrenta el buen momento económico de América Latina son el sobreentusiasmo y el proteccionismo .

El funcionario destacó la soñada situación de América Latina y evidenció que las medidas macroprudenciales adoptadas por la región para enfrentar la crisis mundial han sido exitosas.

Sin embargo, comentó el Director, queremos prevenir contra el optimismo y la complacencia a través de la prudencia fiscal y financiera .

El problema del proteccionismo es que es eficaz para salvar puestos de trabajo a corto plazo, pero a la larga se vuelca contra nosotros , refirió.

Las cosas se ven realmente mejores de lo que realmente son en épocas de boom , finalizó.

ymorales@eleconomista.com.mx