De acuerdo con el Índice de Libertad Económica 2012 dado a conocer por el Centro para la Economía y el Comercio Internacional de The Heritage Foundation, Chile se ubicó en el puesto siete.

Con una puntuación de 78.3, el séptimo lugar lo logró de un total de 179 países y es el número uno en toda América Latina.

El índice mostraba un retroceso con el gobierno de la expresidenta Bachelet. Esto se refleja en que, por primera vez en 15 años, Chile había crecido menos de lo que creció la economía mundial. Por eso el Índice de Libertad Económica demostraba eso. Hoy, en el ranking del mundo somos top 10 , aseguró el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet.

El puntaje general arroja mejoras en casi 1 punto en protección de los derechos de propiedad, más vigilancia contra la corrupción gubernamental y una mayor libertad monetaria, aunque hay espacio para mejoras adicionales en los negocios y la libertad de trabajo.

Las cuentas del 2012 en el área reguladora de la eficacia son las mejores en la libertad monetaria (séptimo), pero las cuentas en el negocio (79) y la libertad de trabajo (47) indican algunas áreas para la mejora , sostiene el estudio.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica