Nuevos descensos experimentaron las expectativas de crecimiento para la economía chilena de este y el próximo año por parte del mercado. Si 2% aparece hoy como un número más probable para este ejercicio, las estimaciones se tendieron a ajustar bajo 3% para el 2020.

Detrás de los recortes estuvo el incremento de 3% —menor a lo previsto— que exhibió el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) en septiembre, comparado con igual mes del 2018, según informó el banco central, lo que se vino a sumar al escenario de incertidumbre en que ha derivado el conflicto social que estalló en el país desde mediados de octubre.

Analistas esperaban 3.5% dado el marco de recuperación que se comenzaba a vislumbrar en la segunda parte del año y que marcaba distancia con el magro primer semestre.

A esto se une el panorama que se empezó a delinear el 18 de octubre con un conflicto que se ha manifestado en marchas pacíficas masivas y en la destrucción de bienes públicos y privados, lo que ha mantenido al país funcionando a media máquina.

Hasta el momento, la información entregada por el gobierno apunta a daños en infraestructura que llegarían a 3,000 millones de dólares y ya hizo un ajuste su expectativa para el Producto Interno Bruto (PIB) del 2019, ubicándolo entre 2 y 2.2%, desde 2.6% que tenía previsto.

Ante ello, el mercado se cuadró e hizo ajustes para este año, asumiendo a su vez una disminución para el Imacec en octubre o, en el mejor de los casos, nulo.

Y los recortes que hicieron los agentes para este ejercicio se extendieron también hacia el 2020, ya que la mayoría prevé un menor crecimiento y coinciden en que el nivel al que se llegue dependerá de cómo se vayan desarrollando una serie de sucesos.

“Sin manejar una cifra definitiva, en un escenario optimista podríamos hablar de 5 décimas de menor crecimiento para el 2020”, señaló el subgerente de Estudios de Econsult, Mauricio Carrasco.

El impacto en la inversión es lo que todos están asumiendo como el efecto duradero que logró permear las expectativas para el próximo año, aun cuando en lo que queda del año se logre retomar un ritmo de cierta normalidad en la actividad.

Así lo vislumbra el economista e investigador de Clapes UC, Luis Felipe Lagos, quien por lo mismo puso énfasis en lo crucial que serán los acuerdos que se alcancen entre el gobierno y el Parlamento en materia tributaria, dado que ahí se puedan originar acciones que incentiven la inversión.

Desde Itaú, explicaron que dado que en términos de inversión ya estaría “jugado” gran parte del año —con lo que prevén un crecimiento de 2.5 a 3%— para el próximo ven un inevitable impacto, aun cuando reconocen un gasto en reconstrucción.

Hacienda rebaja en 1 punto proyección del PIB del 2020

Por su parte, el ministro de Hacienda chileno, Ignacio Briones, admitió el complejo escenario que enfrentará la economía chilena este año y el próximo, ante el efecto que han tenido los desmanes de las últimas semanas en el contexto de la crisis social que atraviesa el país.

En su presentación ante la comisión mixta de Presupuestos en el Congreso, Briones rebajó en 1 punto el centro del rango pasando desde 3.3% que se esperaba en septiembre para el 2020, cuando se presentó el presupuesto, a 2.3% con un rango entre 2 y 2.5 por ciento.

Empleados no pueden ingresar a plantas

Manifestaciones impactan industria del salmón en Chile

Debido a que las protestas impiden que los trabajadores ingresen a las instalaciones, 1 millón de salmones mueren de hambre o se pudren en criaderos abandonados y plantas de procesamiento en Chile, el segundo mayor productor del pescado a nivel mundial.

El riesgo de daño ambiental es inminente, con 800,000 peces esperando ser alimentados y cosechados, y 320 toneladas en descomposición en las plantas de procesamiento, comunicó el grupo industrial Salmón Chile. La situación es más crítica en la ciudad de Quellón, en la isla de Chiloé, al sur del país.

“Mientras más pasen los días y las empresas no se hagan cargo de los productos en descomposición, aumenta el riesgo sanitario”, dijo Scarlett Molt, secretaria regional ministerial de Salud de la región de Los Lagos a Radio Bío Bío. Necesitan “retirar estos productos y manejarlos de acuerdo a los protocolos”.

Chile, que produce alrededor de 25% del suministro mundial de salmón, está padeciendo el peor malestar social desde el final de la dictadura de Augusto Pinochet en 1990.

La ola de protestas por el aumento del costo de vida se ha extendido por todo el país, llevando a millones de personas a las calles y bloqueando carreteras y puertos. Más de una cuarta parte de los supermercados en el país ha sido saqueada.

Las barricadas en las carreteras hacia los criaderos de salmón y las plantas de procesamiento han bloqueado el acceso a las instalaciones durante días, refirió Salmón Chile. El grupo industrial está pidiendo a las autoridades locales que intervengan para evitar que el problema se intensifique.