Más de 500 personas llegaron hasta uno de los edificios más emblemáticos de Londres: Guildhall. El recinto que tiene más de 800 años. Alberga hasta una nueva versión de Chile Day, uno de los eventos más importantes del mundo financiero. En este espacio, el ministro de Hacienda de Chile, Felipe Larraín, entregó los detalles del plan para transformar a chile en un centro financiero regional.

Serán 10 los ejes que se implementarán a través de resoluciones administrativas y otras por vía de ley. Uno de los principales puntos es simplificar los procedimientos y disminuir los requerimientos de documentación para inversionistas no residentes. Para esto, se hará más sencillo el proceso para obtener una identificación impositiva y se reducirá la documentación para los certificados de residencia para inversionistas extranjeros, entre otras labores.

Además, adoptarán prácticas internacionales en los mercados de renta fija mediante la regulación y supervisión de plataformas electrónicas.

El gobierno chileno también busca facilitar el registro de valores extranjeros en Chile, contribuyendo así a posicionar al país como una plataforma desde la que se puedan transar valores de emisores extranjeros.

Eliminar asimetrías impositivas entre locales y extranjeros que afectan el financiamiento en el mercado local es otro de los puntos. Este anuncio provocó comentarios entre los asistentes de Chile Day, celebrado en privado por varios ejecutivos del mundo financiero, ya que anteriormente esta idea no había prosperado al momento de aterrizar para desarrollar el MILA.

Para esto, el secretario de Estado precisó que se hará el mismo trato de impuesto de timbre, tanto para la financiación nacional como extranjera de bancos y otros intermediarios financieros. Agregó que se extenderá la tasa de retención de 4% reducida a préstamos refinanciados en el extranjero por un banco extranjero o institución financiera.

El quinto punto es suprimir las asimetrías impositivas para operaciones realizadas en el mercado de capitales que sean similares. Larraín dijo que esto contribuirá a aumentar la eficiencia de los mercados. Algunas de las medidas irán hacia permitir que las obligaciones de distribución de dividendos se calcularán sobre las ganancias netas retenidas, por lo que no habrá obligación de distribuir dividendos en caso de pérdidas acumuladas.

Se añade que se extenderá el plazo para el beneficio fiscal sobre el capital de riesgo establecido en la ley de mercados de capital que expiró originalmente en el 2022. Así, los accionistas que mantengan activos durante al menos 24 meses permanecerán exentos del impuesto sobre las ganancias de capital sobre las ganancias que excedan el desempeño del IPSA.

También se buscará hacer más sencillo y ágil el proceso de emisión de valores. La idea es que se elimine el requisito de que un prospecto de bonos debe ser aprobado por el regulador antes de la emisión.

Chile también buscará mejoras en la legislación aplicable a infraestructuras de mercado financiero. Esto favorecerá que los servicios de liquidación de valores, pagos e información de mercado sea provista de acuerdo con los más altos estándares internacionales.

A lo anterior se añade continuar avanzando en el crecimiento y desarrollo de la industria de fondos. Para esto, Larraín tiene previsto eliminar las diferencias en el tratamiento fiscal entre las reducciones de acciones y los reembolsos.

Financiamiento empresarial a cop 25

Crecimiento económico y medio ambiente van de la mano: Larraín

En medio de las actividades del Chile Day, el ministro de hacienda de Chile, Felipe Larraín, se refirió a la polémica por el financiamiento empresarial a la COP 25. En conversación con T13 radio, dijo que hoy la evidencia es clara en que para crecer de manera sostenible se debe trabajar por el cuidado del medio ambiente.

“No hay un contrasentido entre el crecimiento y la preocupación por el medio ambiente”, dijo. Agregó que existe clara evidencia respecto de los costos que ocasiona el no responsabilizarse sobre los efectos de crecer sin preocuparse por el medio ambiente. Sobre las inquietudes provenientes de algunos sectores empresariales acerca de que se tomen decisiones extremas en torno a metas medioambientales, sostuvo que es posible lograr un equilibrio, y recordó que chile tiene como meta para el 2050 emisión neutral en carbono; en el 2040 se espera que la matriz energética no cuente con centrales a carbón, mientras se avanza en una que involucre energías renovables no convencionales.

En lo referente a la demora en el avance legislativo del TPP11 —que se encuentra a la espera de entrar en la tabla de la Comisión de Constitución del Senado para luego ir a la sala—, mencionó que es importante que se apruebe este año, por lo que utilizarán las herramientas para acelerar el tranco del proyecto en el Congreso como las urgencias legislativas.