Poco más de 1 millón 148,000 personas abandonaron o cerraron su negocio propio entre el 2009 y el primer trimestre del 2011, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De enero a marzo del 2011 fueron 99,904; en el 2010, cerca de 518,000, y en el 2009, poco más de 530,977.

El Estado de México registró el mayor número de bajas y deserciones, con 144,447, es decir, 12.57% del saldo neto.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que elabora el INEGI, le siguieron Veracruz, con 8.5%; DF, con 8.3%; Puebla, con 6.7%, y Guanajuato, con 5.4 por ciento.

Destacaron también entidades con mayores problemas de seguridad pública. Entre ellos ,Jalisco, con 4.9%; Baja California, con 3.6%; Nuevo León, con 3.5%; Tamaulipas, con 3.4%; Michoacán, con 2.7%; Sonora, con 2.6%, y Chihuahua, con 2.5 por ciento.

Varios son los factores que repercutieron en el cierre o abandono de los comercios. La disminución de ventas y la fuerte competencia afectaron a 36% de las personas que bajaron la cortina o desertaron de su establecimiento.

Un negocio poco rentable llevó a 14.7% de los habitantes a poner fin a las operaciones de su comercio. Otras afectaciones fueron: razones personales, con 12.9%; incumplimiento de los clientes o proveedores, con 3.51%; exceso de deudas, con 3.5%; falta de crédito, con 2.03%; e inseguridad, con 2.02%, entre otras.

Por problemas de violencia 23,221 personas cerraron o desertaron de su establecimiento, según el INEGI. Sin embargo, cálculos de la Coparmex aseguran que en los últimos cinco años fueron 160,000 las compañías que pararon operaciones por ese problema.

El analista de Multiva, Óscar Jiménez, comentó que son varios los factores que repercuten en el cierre de un negocio, independientemente del tamaño que éste tenga. Entre ellos destacó la crisis económica, la influenza, fusiones para enfrentar la competencia y la inseguridad.

No podemos negar que la violencia no sólo es un factor que inhibe nuevas inversiones, también repercute en aquellas que ya están instaladas , comentó.

EL AUTOEMPLEO CRECE

Según cifras del INEGI, al cierre del 2011 se registraron 10.75 millones de personas en el autoempleo, es decir, 22.48% de la población ocupada.

Lo anterior implica que durante el último año se sumaron a ese sector de la economía 1.62 millones de habitantes, 185 individuos por cada hora transcurrida.

La especialista del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, Vanessa Veintimilla, argumentó que la falta de oportunidades laborales y las limitadas condiciones de contratación orillan a la gente a laborar por su cuenta para sacar los gastos adelante.

No sólo la informalidad es un factor de escape, el autoempleo también muestra una tendencia creciente en el país , comentó.

De acuerdo con cifras del gobierno federal, más de 95% de las unidades económicas en México es micro, pequeña y mediana empresa, que genera más de 90% del empleo nacional.

[email protected]