Al confiar en que Tabasco no tendrá recortes en su presupuesto para el próximo año, el gobernador Adán Augusto López Hernández informó que gestionan ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) un adelanto de participaciones para hacer frente a compromisos asumidos y concluir el año sin problemas económicos.

Dijo que su administración hace importantes esfuerzos financieros para enfrentar los pendientes, ya que recibió el gobierno del estado con una carga presupuestal o presión de gastos de poco más de 5,260 millones de pesos, y aunque han venido equilibrando las cosas, añadió, tendrán que acudir a la búsqueda de recursos extraordinarios.

En entrevista radiofónica, López Hernández explicó que el lunes pasado se reunió con su secretario de Finanzas, Said Mena Oropeza, para revisar escenarios y números, “porque nos ocupa salir bien en el año, tener los recursos para pagar prestaciones a trabajadores del gobierno e, incluso, apoyar a la UJAT —Universidad Juárez Autónoma de Tabasco— para que tampoco le hagan falta recursos”.

Confió en que conseguirán más apoyos del gobierno federal y que el anuncio de una mayor reducción de recursos no le pegará a Tabasco.

Esto, aun cuando el estado es una de las dos entidades que se vio perjudicada por el cambio de fórmula fiscal. “Creo que Tabasco estará exento de esa reducción y tenemos confianza en que nos irá mejor para el próximo año”, afirmó.

A pesar de que Tabasco y Campeche son las entidades con el mayor rezago económico (caídas de su actividad económica de 3.3 y 4.6%, como promedio anual de los últimos seis años), el mandatario estatal aseguró que la reactivación económica del estado ha iniciado.

Mencionó que se aplican más de 1,000 millones de pesos en obra pública, que incluyen la modernización de los dos malecones de Villahermosa y plantas de tratamiento de aguas residuales, además de 270 millones de pesos para realizar obras en Cárdenas, también se invierte en el campo con la cuenca lechera y se recuperarán 1,500 hectáreas de coco.

Adiós a tu deuda

Sobre el programa Adiós a tu deuda, signado con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el Ejecutivo de la entidad indicó que son más de 90,000 tabasqueños que ya firmaron su nuevo contrato, a quienes les cumplieron “el borrón y cuenta nueva y ya empezaron a gozar de la tarifa 1F, la más baja del Sistema Eléctrico Nacional”.

López Hernández consideró que, a finales de año, entre 350 y 400,000 tabasqueños ya habrán signado su nuevo contrato con la CFE, por lo que buscarán implementar módulos itinerantes para llevarlos a villas y poblados en la zona rural, donde se registra el mayor atraso. Señaló que podrá utilizarse una prórroga por seis meses más en el primer semestre del 2020.

[email protected]