La Comisión Económica para América Latina (Cepal) clausuró este viernes su XXIV período de sesiones en San Salvador con el compromiso de los Estados de trabajar por sacar de la pobreza extrema a unos 73 millones de latinoamericanos.

"Hay (en Latinoamérica) 174 millones de pobres, de los cuales 73 son de pobreza extrema. Por de pronto comencemos por sacar de la pobreza extrema a los 73 millones de latinoamericanos", planteó la secretaria de la Cepal, Alicia Bárcena, durante el acto de clausura del foro.

Para lograr ese objetivo, Bárcena aseguró que los países de la región deben diseñar cuanto antes políticas concretas dirigidas a esos ciudadanos, antes de aspirar a metas más ambiciosas en el plano social.

"Sesenta años más tarde (de la creación de la Cepal por parte de la ONU en 1948) impulsamos ahora, desde San Salvador, una ambiciosa propuesta, que funde experiencias y aprendizajes pasados con los desafíos que la sociedad contemporánea nos impone", expresó Bárcena.

La funcionaria destacó que los países de la región disponen ahora de una "visión integrada de desarrollo" que articula las dimensiones económica, social y ambiental.

El encuentro de la Cepal ha impulsado también "transformaciones cualitativas" en la estructura productiva de los países de la región.

"Para diversificar la economía hacia sectores con mayor valor agregado y generar encadenamientos productivos, necesitamos un Estado proactivo en políticas industriales, que fortalezca a las micro, pequeñas y medianas empresas, que promueva el salto en investigación y desarrollo (...)", destacó Bárcena.

En ese sentido, la secretaria de la Cepal sostuvo que "toda la región comparte que la única forma de consolidar la democracia" en la región es "aspirando a la igualdad", en una población de cerca de 600 millones de habitantes, entre América Latina y el Caribe, donde el desafío es atender a los más pobres.

El próximo período bienal de sesiones de la Cepal tendrá lugar en Perú en 2014.

JSO