México podría conseguir una expansión de 2.1% en su PIB durante el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), de acuerdo con estimaciones de la Comisión Económica para América Latina (Cepal)

Este pronóstico se encuentra ligeramente debajo del 2.3% que había estimado en octubre y coincide con la estimación del gobierno incluida en los supuesto macro de sus Criterios Generales de Política Económica.

Según el diagnóstico de la Cepal, la dinámica económica seguirá apoyada en el consumo interno, que sin embargo ha mostrado una desaceleración desde el año 2018, y está también relacionada con las tensiones comerciales que “definitivamente afectarán a México y a América Latina en general”, consignó la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

Con este pronóstico, la Comisión se convierte en el organismo menos optimista sobre el desempeño económico de México en 2019, detrás del Fondo Monetario Internacional (FMI) que al cierre de noviembre previó que el PIB registraría una expansión de 2.3% y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que anticipa un crecimiento de 2.5 por ciento.

Pero ubica su previsión por arriba del pronóstico medio del mercado, que se encuentra en 1.8% de acuerdo con la encuesta más reciente levantada por Banamex entre 21 participantes.

Desde Santiago de Chile, en las oficinas centrales del organismo, la funcionaria identificó como los principales riesgos para la economía mexicana dos de origen externo y cuatro domésticos, donde resalta la corrupción, desigualdad, la inseguridad y fallas del estado de derecho, que identifica como “temas que debe atender el gobierno actual”.

Energía, foco de incertidumbre

En la presentación del Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe, la funcionaria sostuvo que el contexto internacional se mantendrá como un reto consistente para las economías de la región y México en particular. 

“El cambio de las condiciones de financiamiento internacional por el alza de tasas de Estados Unidos y el menor apetito por el riesgo emergente, cobran relevancia en un momento donde internamente, México transita por cambio en la política energética, lo que sin duda modifica el punto de atractivo del país para las inversiones en 2019”, observó.

La funcionaria descartó que la cancelación de la constricción de lo que sería el Nuevo Aeropuerto Internacional de México sea el origen de la incertidumbre y desconfianza de inversionistas internacionales acerca del país y su nueva administración.

“Es el cambio de la política energética el que modificó o puede cambiar el apetito de los inversionistas”, acotó.

Acerca del aumento de 12% en el salario mínimo que entrará en operación a partir del 1 de enero, la funcionaria dijo que “es muy buena noticia” que la Comisión sugirió desde hace mucho tiempo. 

“Puede tener gran impacto en el crecimiento porque va a mejorar el nivel de vida de muchos hogares”, aseguró.

Entre los menos dinámico de LatAm

En el documento, divulgado desde la sede de la Cepal, la expectativa de crecimiento para México le ubicó entre los nueve que tendrán un menor crecimiento de la región durante 2019.

Debajo de la economía que dirige AMLO, estará la dinámica de Brasil (2%); Jamaica (1.8%); Trinidad y Tobago; San Vicente y las Granadinas así como Uruguay (1.5%); Cuba (1%); Ecuador (0.9%); y Barbados (0.5%)

Solo tres economías registrarán una recesión. Venezuela encabeza la lista por tercer año consecutivo al completar una caída del PIB de 10%; Nicaragua, cuyo PIB se contraerá en 2% y Argentina con un desempeño negativo en 1.8 por ciento.

En el extremo, los motores económicos de la región estarán en Dominica que logrará un PIB de 9%; República Dominicana (5.7%) y Panamá (5%).

[email protected]

erp