Brasilia.- La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la mexicana Alicia Bárcena, elevó hoy aquí a un 4.3% la estimación de crecimiento para la región en 2010.

En reunión con periodistas acreditados en el Trigésimo Tercer Periodo de Sesiones de la Cepal, Bárcena subrayó que el desempeño de las economías permite subir la estimación de crecimiento que se había ubicado en 4.1% en diciembre pasado.

'Creemos que este año América Latina se recupera, después de una caída en 2009 de menos 1.9%, en términos generales. Este año nosotros somos optimistas, vemos que hay, sobre todo en Sudamérica, economías que se están recuperando rápidamente', dijo.

Bárcena recordó que 'nosotros habíamos estimado 4.1% el crecimiento para 2010. Creemos que vamos a tener varias décimas más, para llegar a un 4.3 por ciento'.

En la segunda mitad de 2009, precisó, se observaron señales positivas en las economías de la región, con una recuperación de la producción industrial y las exportaciones, al tiempo que aumentó la actividad global.

Detalló que se prevé que el crecimiento sea algo mayor en América del Sur que en el resto de la región, dado el mayor tamaño relativo de los mercados internos y la mayor diversificación de sus mercados de exportación.

'Hay un contexto que nos está dando señales muy importantes, de que aquellos países que tienen un comercio más diversificado tienen más posibilidades de ganar', enfatizó Bárcena.

Acotó que 'la apertura es importante y trae muy importantes oportunidades, pero no es incondicional. Esa apertura da mayor competitividad a productos, a bienes, pero tiene que ser también un intercambio ojalá de productos con valor agregado'.

'A América Latina y el Caribe le fue mejor en esta crisis de lo esperado porque venía de una época de bonanza, donde la región supo acumular reservas internacionales, supo bajar su deuda pública, supo racionalizarla', agregó.

El Trigésimo Tercer Periodo de Sesiones de la Cepal comenzó este domingo en Brasilia y concluirá el próximo martes con un discurso del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

apr