El jefe del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, dijo este jueves que no se han registrado aumentos generalizados de precios, en medio de un fuerte ajuste al precio de las gasolinas que ha desatado protestas y se sumó a un debilitamiento del peso mexicano.

Carstens afirmó en el Seminario de Perspectivas Económicas 2017 "Retos y oportunidades ante un entorno internacional complicado", que el Banxico estará pendiente de que las expectativas de inflación no se vayan a ajustar de manera desestabilizadora para la economía.

NOTICIA: Banxico no busca fijar nivel del peso, sino darle liquidez

Señaló que el ajuste al precio de las gasolinas, el aumento al salario mínimo y la depreciación del tipo de cambio, si llevarán a una mayor inflación durante 2017, pero será un efecto transitorio, y no se espera que se generalice el impacto.

" El Banco de México para lo que está preparado, para lo que tiene los instrumentos y para lo que realmente tiene que responder es para aumentos generalizados y sostenidos de los precios, no para necesariamente responder a variaciones en precios relativos", dijo Carstens.

Esto debe ser tenido en cuenta porque la respuesta de política monetaria que se debe esperar es diferente, explicó.

A mediados de diciembre, la autoridad monetaria elevó por quinta vez en el 2016 la tasa de interés referencial a 5.75%, su máximo nivel en casi ocho años, ante un deterioro en el balance de riesgos para la inflación en el corto plazo.

"El reto fundamental del banco central es que no se vayan a ajustar de manera desestabilizadora en las expectativas de inflación en el mediano y largo plazo", agregó Carstens.

NOTICIA: Precios al productor, 8.5% en el 2016; triplicó la inflación general

La inflación cerró el 2016 en 3.36%, su nivel más alto en dos años, mientras que el peso ha tocado mínimos históricos debido, en parte, a los temores en torno a las medidas que adopte el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Sostuvo, no estamos viendo un fenómeno inflacionario , ya que no hay un crecimiento generalizado ni sostenido de los precios, pero el Banxico estará vigilante para responder en caso de que vea un peligro de afectación en las expectativas de inflación de mediano y largo plazo.

En cuanto al incremento que registraron los precios de las gasolinas a partir del 1 de enero, como parte del proceso de liberalización de ese mercado, Carstens consideró que es una medida adecuada , como parte de las reformas estructurales.

Comentó que cuando el precio de las gasolinas se ajusta, es inevitable que genere volatilidad, pero confió en que tendrá un impacto bajo y temporal en la inflación, como cuando se pasó de un régimen de tipo de cambio fijo a uno flexible.

NOTICIA: México, la tercera obsesión de Donald Trump

Trump ha amenazado con renegociar un tratado de libre comercio vital para México, y está ejerciendo fuerte presión sobre empresas automotrices para que instalen plantas en Estados Unidos y no en territorio mexicano.

Antes, y en el mismo evento, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, dijo que la economía mexicana habría crecido 2.2% en el 2016 y que la cotización del peso mexicano, que en la víspera se depreció a un mínimo histórico, refleja un panorama pesimista sobre la llegada de nuevas inversiones al país.

(Con información de Notimex)

erp/abr